Los jóvenes españoles creen que tendrán que emigrar por trabajo

Pese a que tres de cada cuatro jóvenes españoles considera que la formación es la mejor vía para encontrar trabajo, más de la mitad ve que su futuro laboral estará fuera de España en los próximos dos años. Con un tasa de desempleo del 35,7%, la precariedad laboral y las bajas remuneraciones, siete de cada diez ve bastante o muy probable tener que trabajar de lo sea, mientras que un 67% admite que tendrá que depender económicamente de su familia.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio «Jóvenes empleo, desde su propia mirada», que ha sido presentado este miércoles por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, en el Espacio Fundación Telefónica, en el marco de unas jornadas en la que han participado casi un centenar de profesionales de distintos ámbitos.

La investigación analiza -a través de una encuesta personal a 2.013 jóvenes de 16 a 29 años- las expectativas, necesidades y deseos de los jóvenes en relación a su formación y a sus perspectivas de incorporación al mercado laboral. Según los resultados de este estudio, el 45% de los jóvenes creen que tendrán menos oportunidades laborales que sus padres.

A la vista de los datos, el director general de la FAD, Ignacio Calderón, aseguró que «el desempleo juvenil no solo es el drama más importante que tiene nuestro país sino que además tiene una onda expansiva enorme». «La falta de empleo está creando pánico y romper con eso es muy importante», añadió.

Herramientas útiles

La formación y las cualidades personales son consideradas por los jóvenes las herramientas más útiles de cara a su inserción laboral (73,8% y 44,7%, respectivamente). De hecho la gran mayoría de jóvenes (61,7%) cree que su formación es adecuada para las necesidades laborales. De hecho, los estudiantes de Formación Profesional (FP) están más convencidos de que los estudios que reciben son más idóneos para el acceso al mundo laboral que los estudiantes universitarios, ya que mientras que el 76,6% de los alumnos de FP creen que tendrán un acceso más fácil al mercado laboral, solo lo comparte el 62% de los universitarios.

El estudio advierte además un cierto hartazgo de los universitarios por los estudios de postgrado. El 56,7% cree que esta formación ya no facilita el empleo tanto como antes, mientras que el 28,3% considera que no te ayuda a encontrar buenos trabajos y un 21,3% cree que estos estudios están sobrevalorados.

«Los jóvenes no sienten que tengan una formación insuficiente ni que no sepan manejar los instrumentos de búsqueda de trabajo sino que son conscientes de que su inserción en el mercado laboral depende de circunstancias externas», explicó el director técnico de la FAD, Eusebio Megias, quien precisó que los jóvenes «son más optimistas sobre su futuro profesional a mayor nivel de estudios y posición social».

El estudio de hecho advierte que la crisis económica y la elevada tasa de paro no afecta a todos los jóvenes por igual. El impacto negativo es mucho mayor entre los jóvenes de clases bajas o medias-bajas con menor nivel de estudio. «Esto supone una amenaza por un posible aumento de la brecha y generar un grupo de excluidos que se proyecte en el futuro. La pregunta es cómo evitar que la crisis se prolongue institucionalizando una situación de desigualdad», recordó Megias.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.