Los hoteles catalanes pierden un 4,4% de clientes pese a bajar los precios

Las pesimistas previsiones sobre el impacto del proceso soberanista en la economía catalana empiezan a cumplirse. Ayer, el INE publicó la estadística de Coyuntura Turística Hotelera durante octubre, la primera que recoge el impacto del referéndum ilegal del 1-O. Los resultados reflejan una caída del 4,4% en el número de viajeros que se alojaron en hoteles en Cataluña este mes, hasta los 1,6 millones de turistas.

Son cifras que habían sido previstas por las agencias de viaje y las organizaciones del sector, que alertaron durante las semanas siguientes a la votación del frenazo producido en las reservas con destino Cataluña. Los datos del INE han confirmado este pronóstico.

Las malas cifras de Cataluña contrasta con el comportamiento del resto de España. Solo los hoteles de La Rioja (-5,4%), Navarra (-3,8%) y Castilla-La Mancha (-0,6%) registraron caídas durante el mes. En el resto de comunidades se incrementó. Especialmente notable fue la subida en las regiones de Murcia (11,65%), Baleares (8,21%) y Galicia (6%). Por provincias, Gerona lideró la caída, con un 12,37% menos de viajeros, mientras que Pontevedra fue la que cosechó el incremento más alto (19,4%). El resultado conjunto fue de un 2,01% más, hasta los 9,46 millones de viajeros.

Los turistas que sí visitaron Cataluña reservaron menos noches en comparación al año pasado. Las pernoctaciones cayeron un 2,7% en octubre en la región, hasta los 4,56 millones, con un descenso del 2,9% de las estancias realizadas por extranjeros y un retroceso del 2% por parte de los residentes. En octubre de 2016, las pernoctaciones crecieron en esta comunidad un 3,92%.

No es una tendencia exclusiva de la región. La subida del 1,1% -hasta las 30,9 millones- en las pernoctaciones en España durante octubre contrasta con el incremento del 6,5% marcado un año antes.

La mejora se apoyó fundamentalmente en los visitantes extranjeros, cuyas estancias crecieron un 2,6%. Por contra, las pernoctaciones de españoles cayeron un 2,2% el mes pasado. La estancia media también desciende (un 0,9%) respecto al año pasado, hasta establecerse en las 3,3 noches por visitante.

Por regiones, además de la caída de Cataluña, las principales bajadas se produjeron en Castilla y León (-0,4%), Asturias (-5,7%), Navarra (-6,7%) y La Rioja (-9,3%).

La estadística publicada ayer por el INE demuestra, una vez más, las diferencias entre el turista nacional y el extranjero. Mientras entre los primeros los destinos predilectos fueron Andalucía (18%), Cataluña (12,9%), Comunidad Valenciana (12,5%) y Comunidad de Madrid (10%), más de la mitad de los viajeros foráneos se centran en Baleares (26,6%) y Canarias (26%). Alemanes (26,2%) y británicos (25,2%) siguen monopolizando, con mucha diferencia, las pernoctaciones de extranjeros en España.

Como fuere, el frenazo del turismo catalán, a falta de cifras sobre el resto de alojamientos turísticos, parece evidente. Al descenso de la ocupación y de las estancias hay que sumarle la caída del precio hotelero registrado en la comunidad autónoma durante el mes pasado (ver gráfico).

Mientras en comunidades como Baleares o Madrid el importe creció notablemente -un 10,8% y un 9,6%, respectivamente-, en la región catalana descendió un 0,48%. Fue la caída más pronunciada, ya que entre el resto de regiones únicamente La Rioja registró un resultado negativo (-0,46%) en este indicador. En octubre de 2016, los precios hoteleros subieron un 5,48% en Cataluña. En 2015, se incrementaron un 8,53%.

La facturación media por habitación ocupada (ADR) en Cataluña se situó en 93,41 euros, un 0,4% menos, mientras que el ingreso por habitación disponible (RevPar) en la comunidad fue de 63,2 euros, también un 2,8% inferior al registrado en octubre de 2016, cuando el ADR y el RevPar crecieron un 4,8% y un 10,1%, respectivamente.

Impacto limitado

Si bien en octubre se desaceleró el crecimiento de las pernoctaciones en España, estas crecieron por séptimo mes consecutivo. En el último año, solo se han producido caídas de la duración de las estancias de turistas en España en febrero y marzo de 2017. Este último mes contó además con el condicionante de que se vio lastrado por la Semana Santa de 2016, que se celebró el tercer mes del año.

La buena marcha del turismo, que ha registrado este año meses históricos (10,51 millones de viajeros en julio) podría permitir que España cierre 2017 marcando el hito de 80 millones de viajeros. Y es que, si bien el desafío independentista catalán ha puesto en alerta al sector, las últimas previsiones señalan que el impacto de esta crisis se limitará a la región.

Así lo sostuvo ayer el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Rafael Gallego, en un foro en la Feria Internacional de Turismo Interior (Intur). Gallego aseguró que, «mientras se ve una solución a Cataluña», se están produciendo derivaciones de cruceros desde Barcelona a territorios como Valencia y Palma de Mallorca.

El presidente de CEAV aseguró asimismo que muchos operadores se mantienen a la espera de lo que ocurra en las elecciones catalanas y que el daño producido en los últimos meses se puede «recuperar fácilmente».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.