Los Franco preparan acciones: «Cuando venga el lobo, veremos»

«Todo este asunto está tan manido? Desde junio vienen diciendo que viene el lobo, que viene el lobo... Cuando, venga, ya veremos». Francisco Franco, nieto mayor, conoció ayer por la llamada de ABC los últimos planes del Gobierno de aprobar un decreto ley exprés para sacar a su abuelo del Valle de los Caídos. No es que le sorprendiera, pero en breve conversación con este diario anticipó que la familia plantará batalla legal para evitar el traslado forzado que persigue el Ejecutivo del PSOE. Los Franco enviaron a finales de julio una carta a La Moncloa para trasladar al presidente su negativa expresa a la exhumación de su abuelo, muerto hace 42 años y enterrado en el mausoleo de la sierra madrileña. El descendiente de Franco considera que es «absurdo» ordenar la salida de su abuelo por un decreto ley, que tendrá que validar el Congreso, ya que en su opinión esta fórmula está prevista para temas urgentes y no para «tomarse la revancha 42 años después».

«Las cosas se hicieron en su momento y ahora, cuando ya la gente que hizo la guerra y conoció lo que es eso se ha muerto, es oportunista y propagandístico el querer tomarse una revancha 42 años después, cuando no va a haber nadie que se oponga, obviamente, porque a nadie le importa esto, más que, parece ser, al Gobierno», señaló ayer en declaraciones a Europa Press.

En su opinión, resulta «ridículo» invertir «tiempo y dinero» en ello considerando que «hay cosas más importantes que hacer». «No podemos estar pendientes de lo que diga o haga el Gobierno cada vez. Cuando sea, nos enfrentaremos a ello y tomaremos la decisión que corresponda», corroboró recordando que la familia tendrá derecho a presentar alegaciones contra la exhumación cuando el decreto se apruebe. Previsiblemente, una vez que entre en vigor el decreto se abrirá un plazo de elegaciones para las partes implicadas en este asunto.

En cuanto a la relación de la familia con el Gobierno, Franco afirma que «no hay nada que hablar»: «En su momento se pusieron en contacto para ver si estábamos dispuestos pero nosotros hemos dicho que no, porque, obviamente, no vamos a permitir que se haga política con una cosa que no le importa a nadie o le importa a muy poca gente». En cambio, el PSOE de la Comunidad Valenciana saludó ayer el decreto como un «gran avance social» y resaltó el compromiso de Sánchez con la «memoria democrática» y las víctimas del franquismo.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.