Los accionistas de Volkswagen demandan a la compañía por el fraude

Mientras Italia sanciona al constructor de coches alemán Volkswagen (VW) con cinco millones de euros por «prácticas comerciales incorrectas», los propios accionistas del grupo han hecho lo propio en Alemania: la Audiencia Provincial de Braunschweig, en el estado de Baja Sajonia ?«land» que alberga la ciudad sede de la compañía (Wolfsburgo) y que además es un importante accionista?, ha admitido hoy una demanda colectiva de los accionistas de VW contra la compañía por la manipulación de las emisiones de gases en vehículos diesel.

La semana pasada los estados federados de Baviera y Hesse anunciaron que estudian emprender medidas legales contra Volkswagen que ha llegado a un acuerdo extrajudicial por 13.000 euros con Washington para compensar a los clientes afectados y por los daños medioambientales ocasionados.

La demanda masiva de accionistas es por indemnización de daños y perjuicios contra VW ante este tribunal que tiene en estos momentos 170 demandas. La mayor de ellas, de 3.255 millones de euros, es de 277 inversores institucionales, seguida de otra de 680 millones de euros.

Los accionistas demandantes consideran que Volkswagen informó demasiado tarde al mercado de la manipulación de las emisiones. Las demandas son consecuencia del dieselgate, cuando el año pasado VW fue descubierta utilizando un software en 11 millones de sus coches que detecta si pasa por una prueba cambiando el régimen del motor para que emita menos gases nocivos.

VW llegó a perder en dos o tres semanas un 40% de su capitalización bursátil y recortará alrededor de 3.000 empleos en sus oficinas de Alemania antes de 2018. La empresa de Wolfsburgo ha anunciado que podría dejar de producir coches con motores diesel.

Las demandas en el país ponen bajo presión al Estado de Baja Sajonia, el segundo gran accionista de Volkswagen después de la familia Porsche-Piëch. Es en Baja Sajonia donde VW tiene su sede central y el consejo de vigilancia VW y la región entera está fuertemente vinculada a la actividad del consorcio.

También pone contra la pared al ministerio de Finanzas federal que dirige Wolfgang Schäuble. Según indicó la semana pasada la portavoz de Finanzas Nadine Kalwey, Berlín no tiene contemplado demandar a VW argumentado que a nivel federal, el Estado no tiene acciones en la empresa por lo que no se ha visto perjudicado por el derrumbe de su cotización.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.