Hemeroteca

La UE acusa a las aseguradoras de malas prácticas en la venta de fondos

oficina-kHMH--620x349@abc

Serio toque de atención del supervisor europeo de seguros a la industria por posibles malas prácticas comerciales a la hora de vender pólizas de inversión y ahorro («unit linked»), producto por el cual el dinero del cliente se invierte en activos como fondos de inversión. La Autoridad Europea de Seguros y Pensiones de Jubilación (Eiopa, por sus siglas en inglés) ha constatado que las aseguradoras de la Eurozona reciben incentivos económicos de las gestoras de esos fondos, y que las compañías de seguros invierten gran parte del patrimonio de los «unit linked» de sus clientes en los fondos por los que más remuneración reciben.

Un «unit linked» es un seguro de ahorro y de inversión no garantizado ?el partícipe puede perder dinero? por el cual el riesgo lo asume el asegurado y no la compañía. Una pequeña parte de su dinero paga un seguro de vida, y el resto, la mayor parte, se invierte en una cesta de activos, sobre todo fondos de inversión, pero también renta fija y variable. El cliente debe elegir entre una serie de fondos y otros activos, pero siempre dentro de los que la aseguradora le ofrece.

Remuneraciones más altas

«Las aseguradoras invierten una parte significativa de los activos de los "unit linked" en fondos que pagan incentivos monetarios y remuneraciones más altos», concluye el supervisor tras analizar a 218 compañías de todos los países de la UE y que representan el 70% del mercado.

Eiopa ya había advertido en anteriores informes de potenciales conflictos de interés en el mercado de estos seguros debido a esos incentivos de las gestoras a las compañías de seguros. Por eso, en julio del año pasado y en colaboración con los supervisores nacionales decidió llevar a cabo un examen a fondo cuyos resultados acaben de ser publicados.

«Las prácticas señaladas plantean preocupaciones sobre potenciales conflictos de interés que, si no se abordan adecuadamente, podrían socavar el funcionamiento del mercado y perjudicar a los consumidores», dice el presidente del supervisor comunitario, Gabriel Bernardino.

Aunque la normativa actual no contiene previsiones explícitas sobre estas conductas, la normativa Mifid II y la directiva de distribución de seguros, que España debe transponer ya a la legislación nacional, sí que las prohíben, y los «unit linked» tienen unas herramientas de control adicionales a los productos básicos.

«Entre estos recursos están los controles de conflictos de interés, en virtud de los cuales debes identificarlos, controlarlos y, como último recurso, comunicarlos al tomador/asegurado. En Mifid II los ingresos procedentes de terceros deben revertir al cliente, por lo que su tratamiento es aún más estricto», explica Pablo Muelas, socio del despacho Gómez-Acebo & Pombo.

Posibles medidas

Para corregir esta situación, Bernardino avanza en el comunicado del supervisor que junto con esos cambios que introducirá la directiva de distribución de seguros, «Eiopa está evaluando, en grupos de trabajo y en discusión con los grupos de interés, si es necesario tomar medidas regulatorias o supervisoras adicionales para que los conflictos identificados se eviten o se mitiguen adecuadamente».

Según los resultados de la revisión hecha por Eiopa, el 81% de las aseguradoras examinadas reciben incentivos de los gestores de los activos de esos «unit linked». Los pagos detectados en ese 70% del sector ascendieron en 2015 a 3.700 millones de euros, y el supervisor extrapola a 5.200 la cifra total abonada en el todo el mercado.

La autoridad ha detectado además una falta de transparencia e información por parte de las aseguradoras con sus clientes al esconderles esta realidad. El 70% de esa empresas no revelan a los tomadores de sus seguros esos incentivos y remuneraciones que reciben de los gestores.

«Las compañías de seguros suelen tener políticas en vigor que aseguran que actúan en el mejor interés de los clientes, con referencias específicas a los conflictos de interés», recuerda Eiopa. Sin embargo, concluye que «la selección de los gestores y las inversiones está en muchos casos guiada por la existencia de relaciones comerciales con gestores y no por procesos adecuados de gobernanza».

El supervisor no identifica en su estudio ni los países ni las aseguradoras que más abusan de esta práctica. En España las compañías de seguros están tratando de potenciar la venta de estos productos ante el escaso atractivo que seguros garantizados tradicionales tienen por los bajos tipos de interés actuales. Aun así representan una muy pequeña parte del ahorro en seguros.

Menos volumen de partícipes

Aunque es cierto que la nueva producción de «unit linked» es creciente, el volumen de partícipes se ha reducido año a año y en 2016 se situó en menos de 700.000, cuando en 2012 aún superaba el 1,1 millones de tomadores. Además, el patrimonio gestionado en estos productos bajó el año pasado a 12,6 millones ?en 2014 rozó los 19 millones?, el 7% del ahorro gestionado por seguros de vida, mientras que en la mayoría de países europeos supera el 20%, y en varios de ellos supera el 70% del total.

Aunque no consta a nivel nacional una preocupación por esos incentivos, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (Dgsfp) ha recibido quejas de clientes por cómo se venden estos productos. Según la última memoria anual del servicio de reclamaciones del supervisor español, el problema es la confusión del cliente sobre el tipo de producto que está contratando, de forma que no se distingue si es un producto bancario, de inversión, un seguro o un plan de pensiones.

Situación de España

«Sobre todo ocurre en productos como los "unit linked" en donde se mezclan características aseguradoras y de inversión», concluye la Dgsfp, que especifica incluso que esto es más acusado cuando el consumidor contrata su póliza en una red de bancaseguros.

Aunque en 2009 la patronal aseguradora, Unespa, publicó una guía de buenas prácticas en materia de información previa a la contratación de estos productos, el supervisor español detectó en ese último análisis, de 2015, una deficiente información acerca de la variabilidad del valor de los activos en que se invierte el producto y la identificación de las primas que corresponden a cada garantía, por ejemplo.

Es más, en varias sentencias el Tribunal Supremo ha anulado «unit linked» bien por falta de la debida información bien por comercializarse bajo la apariencia de un seguro de ahorro cuando en realidad es más bien un producto financiero de inversión.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista Inversión.