La lucha de Sarnago contra el olvido

Corría el año 1979 cuando murió Aurelio, el último habitante estable de Sarnago, un pueblo en las Tierras Altas sorianas y con él se perdió el último suspiro de resistencia. Un pueblo donde 70 años antes había casi cien familias, niños, una escuela y el ajetreo cotidiano de sus vecinos basado en la economía de subsistencia donde las huertas, los pastos y el ganado eran el medio que daba sentido a las vidas de sus moradores desde siglos atrás, cuando la trashumancia de la Mesta cruzaban Castilla de lado a lado.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.