La economía resiste en funciones

La actividad económica sigue su ritmo ajena a la parálisis política que sufre el país desde las elecciones generales del 20 de diciembre. Los inversores siguen pensando en España como destino preferente para hacer negocios, mientras las exportaciones registran nuevos récords y el gasto de los hogares acaba de cerrar un ejercicio histórico. El consumo está tirando de la economía y ayuda a impulsar el PIB y el viento de cola sigue reflejándose en el mercado de trabajo. El empleo crece a ritmos del 3%, lo que volverá a reflejar la EPA del segundo trimestre. De hecho, el ministro de Economía, Luis de Guindos, avanzó ayer la creación de 450.000 ocupados, lo que dejará la cifra total en 18,5 millones

La inversión extranjera crece un 15% hasta marzo

La confianza del exterior en España parece no palidecer pese a la incertidumbre política y la inestabilidad en el exterior ante la posibilidad de que el Reino Unido salga de la UE. Así lo reflejan los datos de inversión extranjera productiva registrados en el arranque del año. España acogió 2.966 millones entre enero y marzo, un 15% más que en el primer trimestre de 2015 y una cifra que no se alcanzaba en el inicio de un ejercicio desde 2012.

Esta fotografía de las operaciones sirve de termómetro de los inversores exteriores y su percepción de la economía española. Pese a ello, la estadística trimestral que ayer actualizó el Ministerio de Economía son muy volátiles y están influidos por grandes operaciones, por lo que en los próximos trimestres se pueden registrar grandes cambios.

En el reparto entre comunidades, llama la atención que Madrid recibió el 70,7% de la inversión extranjera hasta marzo, ya que recibió 2.097 millones. Esta cifra es la mayor desde 2012 y está por encima de la media madrileña registrada desde 2008, del 58,7%. Según informó el Gobierno regional, la inversión extranjera recibida en el primer trimestre en la comunidad madrileña es un 42,3% superior a la recibida en el mismo periodo del año anterior.

Por contra, los extranjeros redujeron su apuesta por Cataluña, ya que la inversión foránea a la región se contrajo un 34% al suponer 453 millones, un 15,3% de la inversión total nacional, por debajo de la media registrada desde 2008, del 16,4%.

La tercera región es el País Vasco, con el 3,2% del total. A la comunidad viajaron 95 millones en forma de inversión, un 51% menos. Tras estas tres regiones hay una brecha respecto al resto. Les siguen Islas Baleares con el 2,1% del total de inversiones (62 millones, un 61% más frente al primer trimestre de 2015), la Comunidad Valenciana con el 1,6% (46 millones, un 29% menos), y Andalucía con el 1,4 % (42 millones, un 124% más). Los 2.966 millones suponen aquellas inversiones que generaron empleo y actividad entre enero y marzo, y excluyen a las operaciones puntuales con fines fiscales.

Evolución del saldo comercial
Evolución del saldo comercial- ABC

Las exportaciones marcan otro récord

La economía comenzó el año manteniendo intacta su capacidad para aumentar sus ventas al exterior. Las exportaciones entre enero y abril batieron un récord y escalaron un 1,8% hasta los 83.345 millones. Como las importaciones en estos cuatro meses cayeron un 0,8%, el déficit comercial se contrajo un 28,2% hasta 5.580 millones. Este montante es el menor registrado entre enero y abril desde 2013.

En la reducción de las compras al exterior ha influido la caída del precio del petróleo. España, que compra del exterior un 99% del crudo que consume, se ha visto muy beneficiada. De hecho esta depreciación explica gran parte de la mejora: si se extrae del saldo comercial la energía, España tenía en abril del año pasado un superávit comercial de 1.487 millones; este año registra un déficit de 189,8 millones.

Por sectores, la industria queda en un lugar favorable. Los bienes de equipo, que suponen una quinta parte de todas las exportaciones españolas, elevaron sus ventas un 3,2% mientras que el automóvil (un 18% del total) las disparó un 13,4%.

Si bien el aumento de las exportaciones españolas, del 1,8%, es menor al 4,9% de abril de 2015, España queda en mejor posición en el inicio de 2016 que los países de nuestro entorno. La Eurozona contrajo sus ventas al exterior un 0,3% en este periodo, algo parecido al conjunto de la UE (un 0,8% menos). Entre las grandes potencias continentales, Francia redujo sus ventas al exterior un 1,8%, Italia lo hizo un 0,5%.

Pese a que la amenaza del Brexit se ha traducido en una depreciación de la libra -lo que favorece a las ventas británicas al exterior-, Reino Unido redujo sus exportaciones un 4,6%. Curiosamente, las ventas españolas al Reino Unido han aumentado un 10%, el mayor aumento. El alza ha sido generalizada en todos los países europeos. La locomotora de Europa, Alemania, no ha sufrido esta oleada de caídas y elevó sus exportaciones en este periodo un 1,5%. Otras potencias sí han reflejado el deterioro del contexto internacional en su comercio. Estados Unidos ha reducido sus exportaciones un 6,9% y China lo ha hecho un 7,7%.

El gasto de los hogares españoles sube por primera vez en siete años

El consumo de los hogares parece haber comenzado a ver la luz, después de años de ininiterrumpido adelgazamiento. El gasto medio por familia aumentó el año pasado por primera vez desde 2008, un 1,4% hasta los 27.420 euros, según la Encuesta de Presupuestos Familiares que publicó ayer el INE. Si se elimina el efecto de los precios, que están en negativo, el consumo fue mayor ya que repuntó un 2,2%.

Los hogares españoles salieron más el año pasado y elevaron su gasto en cultura, vacaciones y textil mientras que redujeron el dinero destinado a carburantes, luz o teléfono. De media, desembolsaron más en comer y beber fuera, con un alza del 9,6% que se traduce en 207 euros más al año hasta los 2.369 euros. Curiosamente, el gasto en consumiciones en discotecas se contrajo a 8 euros por persona al año, un 9% menos. Pero en general, subió el desembolso en casi todos los productos salvo los relacionados con los carburantes -por la bajada de precio del crudo- y del recibo de la luz.

También incrementaron el dinero dedicado a sus vacaciones (un 6,8% de aumento, 9 euros más a 361 euros) y también a ocio, espectáculos y cultura (un 3,9% de incremento que se traduce en 60 euros de subida por hogar al año hasta los 1.593). En transporte cada hogar español gasta 69 euros menos de media que en 2014, un 2,1% de reducción a 3.158.

La mayor parte del presupuesto familiar (un 31,8%, unos 8.710 euros de media) se destina a la vivienda y los gastos relacionados, mientras que los alimentos y las bebidas alcohólicas se llevaron un 15,1% (4.125 euros).

En esta mejora, los niños recibieron más paga (unos 90 céntimos más, hasta los 7,14 euros de media) mientras que también creció el gasto en cigarrillos (63,81 euros por persona, 1,02 euros más) y puros (0,7, cinco céntimos más), lo que no ocurría desde 2007.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.