La Comunidad de Madrid amonestó a Funnydent por publicidad engañosa

La Comunidad de Madrid amonestó a Funnydent en 2014 por publicidad engañosa con una falta leve y la compañía procedió a solventar el error de manera inmediata, por lo que el expediente quedó cerrado. Así lo han confirmado a ABC fuentes de la Consejería de Economía de la Comunidad de Madrid, que precisan que el expediente no tiene relación directa con el cierre repentino de las clínicas el jueves de la semana pasada.

La investigación se abrió a raíz de una denuncia del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid (Coem), que ha avanzado esta mañana que denunció a Funnydent en noviembre de 2014 ante la Dirección General de Consumo por irregularidades en la publicidad que dicha red estaba realizando y posibles irregularidades en la garantía que estaba ofreciendo.

El presidente de Coem, Antonio Montero, también ha avanzado en una rueda de prensa que el Coem se personará como acusación particular en el caso que investiga el repentino cierre de las nueve clínicas dentales de la cadena.

Montero ha pedido al gobierno regional que se responsabilice a la hora de dar una solución a los pacientes afectados, que podrían ascender a varios miles. «Solo en mi clínica había 7.000 fichas de pacientes», ha explicado Álvaro Navajas, cirujano en Alcorcón, que estima que habría un número similar para el resto de clínicas que la cadena tenía en el sur de Madrid.

Navajas ha defendido la actuación de los trabajadores de las clínicas, que en muchos casos llevaban cuatro meses sin cobrar. «Nosotros no somos cómplices» ha asegurado. «Incluso fuimos a trabajar pese a estar meses sin cobrar». Según el Coem, unos 50 dentistas se han visto afectado por el cierre de las clínicas, y muchos de ellos no solo se han quedado sin empleo sino que han perdido su instrumental, que se encontraba en el interior de las clínicas y ha quedado a disposición judicial.

Tanto Navajas como el Coem han aconsejado a los pacientes que se hayan quedado a medio tratar que intenten localizar a su médico a través del buscador de dentistas que el Coem ha puesto en marcha. «Ellos podrán ofrecerle alguna solución o al menos darle información», han explicado.

Sin dientes y sin dinero

Uno de estos pacientes es Olivia Pérez, quién ha asegurado que entró en la clínica de Funnydent con un dolor de muelas «y me sacaron casi todos los dientes». Según Pérez el responsable de ventas de la clínica le vendió el tratamiento sin darle tiempo a pensarlo y seduciéndola con un fuerte descuento sobre el precio inicial. «Ahora tengo el tratamiento a medias. Estoy sin dientes y sin dinero», asegura.

En este sentido, el presidente del Coem ha pedido a los pacientes que desconfíen de las cadenas dentales que emplean «una publicidad engañosa» y ha pedido que se evite pagar los tratamientos dentales anticipadamente o mediante financiación. «Eso te ata a una clínica aunque luego estés descontento con el tratamiento», ha explicado Antonio Montero. Desde la asociación también se pide que se endurezcan los requisitos para abrir una clínica dental, ya que en la actualidad no se exige que el dueño sea un dentista titulado.

Por el momento, el propietario de la cadena, Cristóbal López Vivas, permanece internado en la prision de Navalcarnero mientras se investiga si incurrió en un delito de estafa por el abrupto cierre de las clínicas.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.