Hallan el cadáver del médico desaparecido, junto al de otro joven, sin signos de violencia

El médico Pablo Escribano Taioli, de 29 años, desaparecido desde el martes pasado ha sido hallado muerto esta mañana sin signos de violencia. Su cadáver ha aparecido en una vivienda de Alcalá de Henares, a nombre del segundo fallecido.

Al parecer y a falta del resultado de las respectivas autopsias, la causa de ambos fallecimientos podría ser una sobredosis, según indicaron fuentes de la investigación a ABC. Se desconoce la relación entre ambos. Cada uno estaba en una habitación diferente.

La familia, que mantenía la esperanza de que Escribano estuviera retenido se quedó sumida en el dolor tras conocer el trágico desenlace.

Escribano era médico residente en el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, cuya pista se perdió en Madrid el martes 1 de mayo. Desde entonces todo su entorno le buscaba.

Sus padres denunciaron los hechos en el cuartel de la Guardia Civil de Las Rozas, ya que es la localidad donde viven ellos. El fallecido llegó de viaje la noche del día 1 a las 21 horas y se marchó de madrugada en su coche con dirección desconocida desde el piso compartido en el que residía situado en el barrio de Salamanca. Se cree que podría haber quedado con alguien. Estaba repartiendo currículum ya que terminaba el MIR en el hospital alcalaíno.

El móvil permaneció abierto hasta ayer jueves mientras su tarjeta de crédito fue bloqueada.

La investigación la realizaban conjuntamente Benemérita y Policía Nacional.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.