El sindicalista Fernández Villa guarda un millón de euros en bancos

El veterano líder sindical José Ángel Fernández Villa, de SOMA-UGT, tenía en su poder más de un millón de euros cuando fue investigado por la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad con el fin de determinar el origen de 1.200.000 euros regularizados en 2012 por este sindicalista y su núcleo familiar más próximo, según las investigaciones recogidas en los los autos del juzgado de instrucción número 2 de Oviedo y de la Audiencia Provincial de Oviedo.

De esa investigación se deduce que «existen indicios que relacionan el inusual incremento patrimonial experimentado por el investigado con el presunto desvío de fondos públicos» obtenidos por el Montepío de la Minería procedentes de una subvención estatal concedida para la construcción de la residencia de mayores de la minería en Felechosa, en el concejo de Aller (Asturias).

El arquitecto de la misma puso de manifiestó durante la investigación la existencia de un supuesto sobrecoste no justificado en la construcción de dicha residencia de un 51%, lo que habría permitido detraer al sindicalista y a otros investigados importantes cantidades de dinero público procedentes de dicha subvención concedida por la suma de 30 millones de euros.

Esa subvención la concedió el Ministerio de Industria del Gobierno de Rodríguez Zapatero. De hecho, son muy conocidas las fotos de Fernández Villa con el expresidente del Gobierno, con Alfonso Guerra y el ex secretario general de UGT, Cándido Méndez, en la fiesta minera que se celebra todos los años en Rodiezmo (León).

Esta celebración, que tenía lugar el primer domingo de septiembre desde 1979, fue considerada durante muchos años como el inicio del curso político en España tras el verano. Sin embargo, fue suspendida en 2012 porque los mineros se sentían abandonados por el sindicato y, desde entonces, no ha vuelto a repetirse la fiesta. Ni siquiera con Pedro Sánchez como nuevo secretario general del PSOE.

Bolsas de dinero

Entre los indicios existentes contra Fernández Villa, según la fiscalía, está la declaración del asesor fiscal del Montepío de la Minería, quien aportó datos acerca de que Fernández Villa se había presentado en su despacho portando bolsas de dinero en efectivo no declarado. En este punto hay que añadir que Fernández Villa, de 74 años de edad, colocó como gerente del centro a Rolando, uno de sus dos hijos, con un sueldo de 50.000 euros anuales y un blindaje de una anualidad en caso de despido. Además, puso en la presidencia del organismo privado a su amigo y también veterano dirigente minero José Antonio Postigo y una hija de este entró a trabajar en la residencia.

La querella formulada por el Ministerio Fiscal apunta a un delito de blanqueo de capitales y otros vinculados (falsedad en documento oficial y mercantil, fraude de subvenciones, tráfico de influencias, apropiación indebida, delito contra la Hacienda Pública, malversación, cohecho y prevaricación). Por ello, el juzgado adoptó medidas cautelares sobre el patrimonio de los investigados, que consisten en el embargo y bloqueo de las cuentas y demás productos financieros pertenecientes a Fernández Villa y a los restantes investigados, en cuantía superior a 6.000 euros, y la prohibición de disponer, enajenar o gravar, respecto de los bienes inmuebles que figuran inscritos a su nombre, así como la prohibición de disponer del vehículo (matrícula ....KQX) del que figura como titular.

La herencia de su madre

De la documentación facilitada por las entidades bancarias consta que Fernández Villa es titular de cuentas corrientes, fondos de inversión, acciones, depósitos a plazo fijo y otros productos financieros en las entidades Liberbank, Caixabank y Banco Sabadell «que presentan saldos muy elevados, que no se corresponden con ninguna actividad profesional o económica declarada, ni con ninguna herencia familiar, en contra de lo declarado, como ha puesto de manifiesto la investigación patrimonial llevada a cabo por la UCO (Unidad Central Operativa) de la Guardia Civil.

Este líder sindical había justificado los 1,2 millones de euros regularizados en 2012 en una herencia de su madre fallecida, Luzdivina Villa. Sin embargo, la investigación de la UCO demostró que, efectivamente, había recibido una herencia, pero tan solo de unos 30.000 euros. Así lo confirmaron los propios hermanos del acusado. Además, era difícil que sus padres acumularan más de un millón de euros pues regentaban el bar del pueblo.

Incluso, ahora muchos se acuerdan de la polémica que rodeó hace unos años un supuesto accidente de trabajo que propició su jubilación por invalidez y por la que cobra unos 2.600 euros mensuales.

Entre sus activos patrimoniales cabe destacar un depósito o imposición a plazo en el Banco Sabadell del que figura como titular que presentaba en la fecha de la intervención judicial un saldo de 450.000 euros y una cuenta corriente en dicha entidad con 12.112,09 euros. También posee cuentas bancarias en Liberbank de las que es titular y en las que figuran como autorizados con facultades de disposición su esposa e hijos, que en fecha de 25 mayo de 2017 presentaban saldos por importes de 42.717 y 138.191 euros. Asimismo, dispone de cuentas en Caixabank por importes de 22.334 y 59.120,87 euros y depósitos a plazo y fondos de inversión a nombre de su esposa Francisca, que a de 30 de mayo de 2017 presentaban saldos de 103.000 y 159.872,29 euros. En total, 987.347,25 euros. El juzgado añade que también figura a nombre de Fernández Villa y de sus familiares la propiedad de numerosos inmuebles sobre los que ha sido decretada la medida cautelar de prohibición de disponer de ellos.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.