El abogado de Urdangarín critica la precondena de un ex jefe de Casa Real

El juicio del caso Nóos se ha reanudado después de un segundo receso al mediodía, con la intervención del abogado de Iñaki Urdangarín, Mario Pascual Vives. Previamente, han expuesto este martes sus conclusiones tanto el abogado de Diego Torres y de Ana María Tejeiro, Manuel González Peeters ?con una dureza inusitada?, así como el letrado Javier Ortega, que representa a la antigua consejera delegada de la candidatura Madrid 2016, Mercedes Coghen.

Pascual Vives ha iniciado su intervención haciendo una crítica velada al fiscal Anticorrupción, Pedro Horrach, y a González Peeters por el tono utilizado en sus alegatos finales. «Quien más grita no suele ser quien tiene mayor razón», ha dicho. A continuación, ha solicitado al tribunal la absolución de su cliente. Seguidamente, Pascual Vives ha indicado que no criticaría «el desarrollo de la fase de instrucción» ni tampoco lo publicado por «determinados medios de comunicación».

«Tampoco se va a pretender criticar, más allá de lo estrictamente necesario, la inicial precondena formulada por determinado jefe de la Casa Real, quien fue el primero en tirar la piedra, sin estar libre de pecado, utilizando respetuosamente la parábola bíblica», ha señalado Pascual Vives, seguramente en velada alusión a Rafael Spottorno. En diciembre de 2011, todavía durante la fase de instrucción del caso Nóos, Spottorno calificó de «no ejemplar» el comportamiento de Urdangarín.

A continuación, Pascual Vives ha hecho referencia a la colaboración de Urdangarín, a través del Instituto Nóos, en la llamada oficina del proyecto del equipo ciclista Banesto, así como a los eventos conocidos como Illes Balears Fórum y Valencia Summit. Para el letrado, las actuaciones de Nóos habrían sido conformes a las condiciones fijadas en los convenios suscritos.

«Hay que reconocer que el señor Urdangarín siempre ha sido demasiado confiado», ha señalado a continuación. Con respecto a la colaboración de Urdangarín en la candidatura olímpica de Madrid 2016, a través de la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social, Pascual Vives ha indicado que su cliente «no pretendió cobrar ni cobró nada». En esa misma línea, ha añadido que «lo hizo, aunque mucha gente no se lo crea, por su país y por algo que lleva especialmente dentro, que es el movimiento olímpico».

Asimismo, ha defendido que Urdangarín no era contratado por el hecho de ser el esposo de Doña Cristina. «Si bajo el brazo no traía una propuesta interesante, nadie le contrataba», ha afirmado. Pascual Vives también ha recalcado que Urdangarín «ni ha inducido ni ha participado en la toma de decisiones» de los convenios suscritos por el Instituto Nóos con diversas administraciones y entidades públicas.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.