Efectos del desplome del crudo: así cae el precio de la gasolina mundial

efe-gasolinera--644x362
El petróleo ha moderado la caída de su precio tras un comienzo de año marcado por los desplomes. Enero ha traído consigo un petróleo Brent, de referencia en Europa, por debajo de los 30 dólares, una cota mínima que no se producía desde hace más de una década. Los carburantes, sin embargo, no ha logrado obtener el mismo ritmo bajista.

En España, las importantes cargas impositivas que soportan los carburantes ha provocado que la caída no haya sido tan pronunciada. Aunque limitado, es cierto que el desplome del crudo ha tenido un efecto a la hora de llenar el depósito. Ejemplo de ello es que un buen número de gasolineras españolas ofrecen hoy el día el litro de diésel por debajo del euro. Al igual que en España, en el resto del mundo la caída de los carburantes cuenta con matices.

Alemania: un ahorro de 200 euros

Rosalía Sánchez- Corresponsal en Berlín

En Alemania, el litro de diésel cuesta una media de 94 céntimos y la gasolina super E10 una media de 1,18 euros por litro. El ahorro medio anual por conductor están 200 euros y las distribuidoras explican que ya no podrá bajar más el precio debido a los impuestos. Cada litro de gasolina tributa 65,45 céntimos y cada litro de diésel 47,04 céntimos, más un 19% de IVA. El 71% del precio se va en impuestos. El Estado alemán se embolsa al año por esta vía 40.000 millones de euros.

Un 50% de impuestos en Portugal

Francisco Chacón- Corresponsal en Lisboa

El precio de la gasolina en Portugal se sitúa actualmente en 1,37 euros/litro, mientras que el diesel en 1,082. El hecho de que los impuestos signifiquen más del 50% del precio de los carburantes es lo que explica que apenas baje el desembolso necesario a pesar de la caída del crudo en los mercados.

Grecia y su lista de gasolineras baratas

Begoña Castiella- Corresponsal en Atenas

En el país con la mayor crisis económica y recesión de Europa, la gasolina ha bajado de precio, siendo ahora el más bajo desde hace varios años. El precio medio por litro para la gasolina sin plomo de 95 octanos es de 1.357, siendo el más reducido 1,228 y llegando a alcanzar 1,505 en las regiones e islas alejadas de Ática, como en el caso de Creta. El combustible sin plomo de 100 octanos tiene su precio medio en 1,590, oscilando entre 1.379 y 1.725. La media de precio del gasóleo (diésel) se encuentra en 1,010, oscilando entre 0,834 y 1,123, mientras que el gasóleo que se utiliza para calefacción de viviendas cuesta de media 0,730, oscilando entre 0,687 y 0,760. Las fluctuaciones del precio de los combustibles reflejan con precisión las variaciones de los precios en las refinerías, resultado de los cambios en los precios internacionales de los productos refinados del petróleo para la región mediterránea. Lo señala El propio Ministerio de Fomento a través de la Secretaria General de Comercio y Protección del Consumidor y de su Observatorio de Precios de Combustible. En su página web, todas las semanas desde el año 2012 se puede consultar los precios del combustible en toda Grecia y el consumidor puede conocer de inmediato cuales son las gasolineras con mejores precios cerca de su domicilio.

La caída hunde el rublo y la Bolsa rusa

Rafael M. Mañueco- Corresponsal. Moscú

El rublo sigue en caída libre. Hoy ha marcado un nuevo mínimo histórico en relación con el euro y el dólar. La moneda rusa se cotiza ahora a 86 unidades por un dólar y a más de 90 por un euro. Hace un año, por un euro se pagaban unos 67 rublos y hace dos unos 42. La principales valores en la bolsa de Moscú siguen también perdiendo terreno. La exportación de petróleo constituye la principal fuente de ingresos de Rusia. A esta coyuntura negativa se une las sanciones internacionales por la anexión de Crimea y la ayuda de Moscú a los separatistas del este de Ucrania. El presidente ruso, Vladímir Putin, reconoció hacer unos días en una entrevista al diario germano «Bild» que el mayor daño a la economía rusa «proviene en el momento actual de la caída de los precios de la energía. En las exportaciones de petróleo, registramos pérdidas que no podemos compensar totalmente» con la actividad de otros sectores económicos. Después de años de crecimiento continuado, incluso después de la crisis de 2008, Rusia entró en recesión justo hace un año, pero el Gobierno ruso espera que la economía vuelva a crecer este año aunque sea por debajo del 1%.

Las importaciones benefician a Turquía

Javier Pérez de la Cruz- Corresponsal en Estambul

Turquía, como país importador de recursos energéticos, se está beneficiando de la coyuntura internacional. Durante los últimos meses, los turcos han podido ver cómo descendía el precio de los combustibles, aunque se trata de un retroceso muy leve comparado con el desplome absoluto del valor del petróleo. El litro de gasolina se encuentra a 4,22 liras, es decir, 1,27 euros. El diesel, por su parte, se queda en los 1,1 euros. El pasado mes de octubre se pagaba 1,36 por un litro de gasolina, mientras que el diesel estaba a 1,18 euros. Los analistas explican que la razón de que la caída sea tan ligera se debe a los altos impuestos que se cargan sobre los carburantes, un 65,3% del precio total pagado por los consumidores en las gasolineras se va en impuestos. A pesar del panorama propicio en lo energético, la economía turca sufre un preocupante éxodo de inversión internacional debido a la creciente inestabilidad del país. Para combatirla el Gobierno ha comenzado a restringir la salida de capitales para tratar de evitar que cada vez más turcos coloquen sus ahorros en dólares y no en liras.

Mínimos históricos en EE.UU

Javier Ansorena- Corresponsal en Nueva York

En EE.UU., el desplome de los precios globales del petróleo ha tenido un efecto directo en las gasolineras: llenar el tanque de gasolina es mucho más barato que llenarlo de agua embotellada. En los últimos dieciocho meses, el precio medio del litro de gasolina en todo el país ha pasado de 0,86 euros a 0,46 euros, casi la mitad, según estudio presentado el pasado lunes por la cadena de gasolineras GasBuddy. Los precios fluctúan mucho en función del estado. Los más beneficiados son aquellos situados cerca de grandes refinerías. En Alabama y Arkansas, está a 0,39 euros el litro, e incluso más barato en Oklahoma, donde se vende a 0,37. En estados como Hawaii, Alaska y California, ese precio es superior en cerca de un euro por litro, y lo mismo pasa en estados con impuestos altos a la gasolina, como Nueva York. La caída del petróleo y la feroz competencia entre gasolineras a veces dan lugar a situaciones disparatadas. El pasado domingo, una guerra de precios en la localidad de Houghton Lake, al Norte de Michigan, provocó que los surtidores marcaran precios de entre 0,18 y 0,23 euros por litro. La policía tuvo que acudir a controlar el tráfico por las colas que se formaron. En un momento, una de las gasolineras llegó a ofrecer el litro de combustible por 12 céntimos de euro. Un precio que no se veía desde los años 60.

La debacle venezolana

Ludmila Vinogradoff- Corresponsal en Caracas

En lo que a Venezuela concierne la caída del precio del petróleo es una catástrofe. Siendo una potencia petrolera, cuyos ingresos dependen del 95% de sus exportaciones de crudo, la caída afecta todas las actividades de los venezolanos. El país caribeño ha vivido otros ciclos de bonanzas y «vacas flacas» pero nunca tan graves y trágicos como el actual porque no se ha preparado para la debacle. Después de 17 años de chavismo el país se encuentra en la ruina financiera, hay colas kilométricas por la escasez de alimentos y medicinas. Y el presidente Nicolás Maduro, con el agua al cuello, anuncia por fin que ajustará el precio de la gasolina (la más barata del mundo). Nadie lo ha rechazado. El aumento de la gasolina es un tabú en Venezuela y su gobierno populista se encuentra entrampado en sí mismo, dando vueltas sin tomar medidas.

Brasil, unos de los más afectados

Verónica Goyzueta- Corresponal en Sao Paulo

Brasil vive una crisis impresionante en ese tema. PETROBRAS, que ha sido símbolo del escándalo político de corrupción en Brasil, se ha desplomado. La acción llegó a valer 50 reales y hoy vale 4. La empresa tuvo un auge reciente cuando Brasil encontró un inmenso yacimiento en el subsuelo marino que lo convertiría en una potencia petrolera. La empresa es una de las grandes responsables de la crisis financiera que vive el país, porque representa un 18% del PIB nacional. El país ha tenido uno de los peores desempeños económicos mundiales y su caída, junto con la frenada China son la causa de la reducción en la expectativa del crecimiento mundial.

En Argentina, más cara

Buenos Aires- Carmen de Carlos

La primera medida de impacto del Ministro de Energía, Juan José Aranguren, fue declarar en diciembre que Argentina se encontraba en emergencia energética. La población ahora intentan adaptarse a la devaluación de su moneda y sufre en el bolsillo el desplome de los precios de los hidrocarburos. En Argentina los combustibles son los más caros del continente americano, según la firma Global Petrol Prices. La única excepción en la región es Uruguay. El litro de súper cuesta en el país de la otra orilla del Rió de La Plata una media de 1,36 dólares mientras que en Argentina ronda el 1,01. Esto se deba a la depreciación del peso, de sus efectos, de la inflación y de la falta de inversiones. Argentina perdió el superávit de energía en el 2011 y en la actualidad debe importar más de lo que exporta pese a disponer de gigantes cuencas petroleras como la célebre Vaca Muerta, disparador del conflicto y posterior expropiación a Repsol de la mayoría de sus acciones en YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales). En este contexto la compañía estatal lo único que tiene para celebrar es que la caída del crudo la están leyendo los inversionistas como una oportunidad: los bonos en dólares de YPF se cotizan por encima del 10%.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.