Descubren el arma secreta con la que los vikingos arrasaron Europa

Feroces guerreros e incluso asesinos sanguinarios, ahí queda el debate. Se ha escrito mucho acerca de estos hombres del norte, que incluso aprovechaban su leyenda negra para vencer a sus enemigos a base de hacha y drakkar, que es aquel barco vikingo típico de casco trincado utilizado en sus incursiones guerreras.

Precisamente, estas embarcaciones fueron claves en su expansión, puesto que permitieron desangrar a toda Europa dominando todo el norte, conquistando gran parte de Inglaterra, llegaron a desembarcar en España e incluso asaltaron París. Y ahora se ha descubierto una de sus claves para lograr aquellas conquistas: el alquitrán.

Según el investigador Andreas Hennius, de la Universidad de Upsala, se han encontrado pruebas de que los vikingos establecieron una industria en toda regla y a gran escala para fabricar este material que les permitiría impermeabilizar sus barcos, fundamental para realizar los grandes desplazamientos que llevaron a cabo.

La teoría de Hennius es la siguiente para explicar como los vikingos se convirtieron «en el martillo de los dioses en Europa», en palabras de «The Guardian». En el año 2000 se encontraron pequeños hornos para fabricar este material datados del año 100. Pero, posteriormente, se han descubierto otros mucho más grandes en las afueras de los núcleos poblacionales (uso solo industrial) y que están datados justo en la misma época en la que los vikingos desarrollaron su expansión, entre los años 600 y 900.

Estos hornos podrían haber llegado a producir hasta 300 litros por ciclo, los suficiente para impermeabilizar un buen número de barcos. Este cambio de la pequeña escala a la gran escala en la fabricación del alquitrán viene «impulsado por una creciente cultura marítima», recoge este medio británico las palabras de Hennius.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.