Cristina Cifuentes no solicitará el rescate financiero al ministro Montoro

El Gobierno de Cristina Cifuentes ya ha deshojado la margarita financiera: no acudirá este año al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para resolver sus necesidades de crédito. La autorización, este pasado viernes, del Consejo de Ministros para que Madrid emita deuda pública por un importe máximo de 2.082 millones insufla liquidez. Y le evita tener que someterse a los controles del departamento de Cristóbal Montoro por acogerse al FLA. Las condiciones de este fondo han empeorado, ya que se ha elevado el tipo de interés que pagan las comunidades por estos préstamos, del 0% al 0,8% ?que es al que se financia el Tesoro español?.

El Ejecutivo de Cifuentes solicitó en octubre por carta al Ministerio que le tuviera en cuenta «ante una eventual necesidad» de recurrir al FLA. Hacienda consignó 2.401 millones para Madrid. Madrid también recurrió en julio el Fondo de Facilidad Financiera (FFF) para agilizar el pago a proveedores y financiar el exceso de déficit de 2011.

Pero, finalmente, Cifuentes no solicitará el rescate autonómico, sino que volverá a salir al mercado, tal y como ha venido haciendo el anterior Ejecutivo de Ignacio González. Enfrentado a Montoro, no se acogió a los créditos desplegados por el Estado y optó por emitir por su cuenta, subrayando su «independencia» financiera. «Hemos decidido no adherirnos al FLA. Vamos a aprovechar la solvencia conseguida en los mercados», indican a ABC fuentes de la Consejería de Economía y Hacienda. En el equipo de Engracia Hidalgo aseguran que la región pretende «aprovechar el buen estado de los mercados financieros y su capacidad de penetración» para colocar su deuda, bien a través de préstamos bilaterales a largo plazo o emisiones.

Madrid, en efecto, cuenta con una nota de «rating» similar a la de España según las tres principales agencias de calificación ?en un riesgo medio de inversión? y supera el de otras comunidades incumplidoras como Cataluña, en «bono basura». El Ministerio, en todo caso, vigilará que las operaciones en el mercado ?algunas previstas a un plazo superior a los diez años? no se efectúan a un interés muy lejano al que paga el Estado por endeudarse siguiendo el principio de «prudencia financiera».

El destino del dinero

El Consejo de Ministros ha autorizado a la Comunidad una toma máxima de deuda pública de 2.082 millones de euros para este año, de los cuales, 1 .707 millones corresponden a las amortizaciones ordinarias que vencen este ejercicio. Otros 320 millones de euros irán destinados a cumplir el 50% del objetivo de estabilidad, fijado en el 0,3% del PIBregional. Y otros 55 millones ayudarán a saldar la liquidación negativa del sistema de financiación hecha en 2009. Así, solo queda por autorizar por el Consejo de Ministros otros 320 millones para cumplir el 50% restante del objetivo de déficit. En total, las necesidades de financiación previstas por el Gobierno regional para este año suman 2.402 millones de euros.

Desde la Consejería de Economía remarcan que Madrid sigue siendo la región menos endeudada de Esapaña y cerró el año con una deuda del 13,6% del PIB. La media de las Comunidades Autónomas fue del 24,2%.

En la oposición ven con buenos ojos la autorización del Ministerio para que Madrid capte dinero en los mercados, pero son excépticos ante el estado financiero general. «Es una buena noticia, se van a captar necesidades de crédito a corto, pero no soluciona el problema de fondo. Cifuentes debe exigir a Montoro que intente relajar el ojetivo de déficit», advierte Reyes Maroto, la portavoz de Economía del PSOE en la Asamblea.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.