Cómo, en qué sectores y en qué acciones invertir ahora en Europa

Los expertos creen que la incertidumbre política frena la llegada de inversión a Europa, pero opinan que hay que aprovechar la volatilidad. En las carteras de los gestores domina el sector financiero, y tienen presencia el tecnológico, el automovilístico y el petrolero

agencias-sede-banco-central-europeo--644x362

Las Bolsas europeas van ganando, poco a poco, enteros, aunque se mantienen las distancias entre unos índices y otros. El Ftse Mib de Milán y el Cac 40 francés, los indicadores a los que más costó entrar en verde, ganan más de un 2% en el año, mientras que el Ibex-35, en cabeza en términos de rentabilidad, sube un 7%, con lo que supera al Dax, que se anota un 4,2%. ¿Seguirán subiendo las Bolsas europeas pese a los riesgos políticos y con el apoyo de los buenos resultados? 

Algunos analistas invitan a la prudencia. Claudio Ortea, de Lombard Odier, comenta que hasta que no se aclare la política europea, va a ser difícil que las Bolsas sigan subiendo. Miriam Fernández, de Ibercaja, añade que hay dinero asiático y americano a la espera de entrar en Europa una vez se conozcan los resultados electorales. Pero Fernández enfoca la volatilidad que prevé como fuente de oportunidades, tanto de compra, cuando haya caídas, como de venta, cuando haya repuntes importantes. Fernández cree que en los beneficios empresariales reside una de las razones para estar positivo en la Bolsa europea y ello porque se ha alcanzado un punto de inflexión en las ventas y se prevé que este año siga la mejora, con un crecimiento de éstas de un 7%, y de entre un 12% y un 14% en el caso de los beneficios. 

Por eso, porque los resultados sirven de apoyo y la macroeconomía también da buenas noticias, Ortea insiste: «Si no fuera por el riesgo político, compraríamos más Bolsa». Aunque añade: «No se puede decir 'si pasa esto, yo compro, o si pasa lo otro, yo vendo'». Hay que ir viendo cómo evoluciona el conjunto. También tendrá influencia el BCE. En la reunión del pasado jueves Mario Draghi dio un mensaje favorable a los mercados, pero como señala Fernández, es posible que después del verano comience la preocupación sobre el principio del final de los estímulos. Y hay que vigilar a la Reserva Federal aunque, respecto a ella, Ignacio Cantos, de Atl Capital, está tranquilo, dado que, como comenta, históricamente, las Bolsas europeas se comportan bien cuando la Fed sube tipos.

El riesgo está muy concentrado en unos países europeos en concreto (Holanda, Francia, Italia y, más adelante, Alemania). ¿Significa esto que se puede resolver la cuestión apostando por el resto de Europa? No exactamente. Según Ortea, las diferencias en el comportamiento entre índices obedece a su diferente composición sectorial. Fernández añade que la política tiene más impacto en la deuda que en las Bolsas. 

¿En qué situación se encuentran las Bolsas desde el punto de vista técnico? Carlos Hernández, analista de Grupo Andbank, establece una serie de objetivos. Para el Eurostoxx 50, con vistas a un año, lo sitúa en los 3.646 puntos, lo que supondría un potencial del 6,5% respecto a los niveles actuales, aunque con una resistencia clave previa en los 3.524 puntos, que podría dar lugar a un descanso en el mercado. En el caso del Dax, se aproxima a su máximo histórico, en 12.390 puntos; superarlo implicaría continuación alcista, con una resistencia en los 13.000 puntos. Y pone otro ejemplo: el Ftse Mib de Milán, que se mueve dentro de un canal lateral muy amplio desde 2009, entre los 24.558 y los 12.332 puntos. Si desde 2012 parece haber subido el soporte de ese canal a 15.000 puntos, podría intentar subir hacia la resistencia a lo largo de este año o el siguiente. 

En general, buenas perspectivas técnicas. Pero, a la hora de invertir, ¿en qué hacerlo? Por sectores, Ortea aconseja el energético, el farmacéutico, el financiero, con bancos y aseguradoras, y, en menor medida, el de materiales básicos. 

Carteras de valores

Bankia Pensiones y Fondos. Augusto Caro y Víctor Santiago proponen, en el sector petrolero, Royal Dutch Shell, porque presenta uno de los balances más saneados del sector y por la compra de British Gas, que genera sinergias, predominio en gas natural licuado y mayor exposición a la mejor área petrolífera de Brasil y una de las mejores del mundo. También Nokia, por la evolución de los márgenes, en la que ha logrado ser líder mundial; además, la integración con Alcatel-Lucent evoluciona por encima de las expectativas y la compañía ofrece un programa de recompra de acciones y un dividendo superior al 3%. En el campo tecnológico, se quedan con ST Microelectronics, ya que los semiconductores están en pleno proceso de expansión porque la demanda no deja de crecer por el rápido avance del internet de las cosas y de los coches autónomos. Destacan que sea líder en tecnología para el tratamiento de imágenes, lo que se acabará implantando en los smartphones y será muy importante para el coche autónomo. Y se habla de la posibilidad de que suministre el sensor de imagen para el iPhone 8. Otra apuesta es Imperial Brands, fabricante de Davidoff, defensiva, con un 4,5% de rentabilidad por dividendo y un descuento del 36% frente al sector consumo. Se especula con que podría ser adquirida por Japan Tobacco, ya que aparte de su complementariedad en mercados, el fuerte debilitamiento de la libra frente al yen la abarata. Además, Telecom Italia, porque cotiza con un fuerte descuento frente a sus comparables, porque su nuevo equipo directivo está realizando una fuerte reestructuración en Italia y en sus negocios internacionales y porque es probable una vuelta a grado de inversión en los próximos 18 meses, lo que le permitirá volver a pagar dividendo. Por último, ING.

Gesconsult. Precisamente, Lola Jaquotot, de Gesconsult, apuesta por la banca y, en concreto, por ING por su estabilidad y sus elevados niveles de capital. También por Intesa SanPaolo, tras despejarse todas sus incertidumbres, como la posibilidad de que tuviera que comprar un banco con problemas, o que se embarcara en la adquisición de Generali. Además, se ha comprometido a repartir su exceso de capital en forma de dividendo. En el sector asegurador, se queda con Axa, a la que favorece su exposición a EE.UU., donde los tipos están subiendo antes que en Europa, y con Allianz. Más ligado al consumo, escoge Essilor, por su doble estrategia dirigida a los países desarrollados y a los emergentes, tras la compra de Luxxottica. También Savencia, fabricante francés de quesos, por su valoración. En el sector automovilístico, le gustan los fabricantes de coches, sobre todo los que venden en Europa, como Renault y Peugeot, y los que producen componentes, como Michelin y Valeo. La última idea sería Air Liquide, que está muy correlacionada con la industria europea y acaba de comprar la americana Air Gas, lo que le da más crecimiento.

Caja Rural. Beatriz Gutiérrez enumera alguna de las compañías que tiene en cartera en el Rural Euro Renta Variable: en el sector financiero, se decanta por Société Générale, debido a la buena diversificación de su modelo de negocio, con banca minorista en Francia, banca minorista internacional, con presencia en Rusia y Europa Central y del Este, y banca corporativa y de inversión; a su atractiva valoración; y a que la OPV de una participación minoritaria de ALD Automotive, su compañía de renting, podría ser un catalizador. Además, menciona Randstat, que se beneficia de la recuperación de la economía europea y del mercado laboral, ya que Europa representa el 68% de sus ingresos, y que está realizando adquisiciones en el segmento digital, con, por ejemplo, MonsterWorldwide. Y, por último, ProsiebenSat1, televisión en abierto alemana.

Atl Capital. Ignacio Cantos apuesta por petroleras como Royal Dutch y Total, también por las automovilísticas, y dentro de ellas, por Daimler y Continental. En el sector financiero, también le gusta ING y, además, tiene exposición a un ETF de bancos de la zona euro. Otras de sus posiciones son la embotelladora de Coca-Cola, que ha comprado en Holanda, porque allí tiene más liquidez, Ingénico, así como alguna compañía suiza del sector del lujo, como Richemont.

Bankinter. Por último, la cartera de Bankinter está formada por bancos como BNP Paribas y Société Générale; compañías petroleras, como Total, por su solidez financiera y su incremento de producción de hidrocarburos; además de industriales de consumo, como Siemens, dado que todas sus divisiones evolucionan bien y podría verse impulsada por alguna operación corporativa; tecnológicas, como SAP, que ha revisado al alza sus objetivos de ingresos, márgenes y beneficios; así como la farmacéutica Bayer, debido a que prevén un ciclo positivo en torno a precio y demanda y debe recuperar lo perdido en la semana del 20 de febrero.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.