Así te afectarán las medidas de Carmena contra la contaminación

El Ayuntamiento de Madrid presentó ayer su Plan de Calidad de Aire y Cambio Climático, con el que pretende combatir los niveles de contaminación. El Gobierno de Manuela Carmena pondrá en marcha una batería de treinta medidas que suponen importantes restricciones al tráfico. Con una implantación progresiva, que arrancará este mismo año, los vehículos más antiguos y contaminantes tendrán prohibido circular en la ciudad a partir de 2025. La oposición habla de «alarmismo» y aventura que volverán a incumplirse los límites marcados por la UE.

El Plan A, como se denomina, cuenta con un presupuesto de 543,9 millones de euros y aún debe ser aprobado por la Junta de Gobierno. Nace con la premisa de «cumplir con Europa» y disminuir los índices de dióxido de nitrógeno (NO2) en un 40% para 2030. Las primeras actuaciones serán este año, con una subvención de 1,5 millones de euros para renovar la flota de taxis o la compra de 268 autobuses de la Empresa Municipal de Transportes.

El año 2025 marca el horizonte de las restricciones. La previsión es que en esa fecha no circule por la capital ningún vehículo sin la distinción medioambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT). Estas etiquetas son las pegatinas circulares que se han enviado a los conductores y que clasifican a los vehículos como más o menos contaminantes en función de su antigüedad. A partir de ese año estará vetado el tráfico de los vehículos y furgonetas de gasolina anteriores al año 2000 y los diésel previos a 2006. Fuentes municipales calculan que estos serán en torno al 20% del parque móvil entre los años 2020 y 2025.

Las fechas clave son 2018, 2020 y 2025, de modo de las restricciones irán de menos a más en cuanto a territorio y radio de acción. Se empezará el año próximo con el Área Central de Cero Emisiones, que constituye una gran área de residencial en todo el distrito Centro, donde se eliminará el tráfico rodado de vehículos privados. Antes del cierre al tráfico, en 2020, se restringirá el aparcamiento en el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), que abarca todo el interior de la M-30, a los coches sin el etiquetaje de la DGT.

Coordinación con Industria

Las medidas del Plan se enmarcan en cuatro ejes fundamentales: movilidad sostenible, gestión urbana de bajas emisiones, adaptación de la ciudad a la batalla frente al cambio climático y coordinación con el resto de administraciones, como el Ministerio de Industria y la Comunidad de Madrid. Este último extremo es fundamental para abordar propuestas como la creación de aparcamientos disuasorios en la corona metropolitana, carriles Bus-VAO en los accesos o ayudas para el cambio de calefacciones anticuadas.

El grupo municipal del PP criticó el Plan de Calidad de Aire por su carácter «alarmista», al tiempo que exige alternativas. «Nos parece que el plan A es A de alarmismo, del gran atasco en el que van a convertir la ciudad». Ciudadanos sostiene que las medidas son «chascazo» y aventuran que será ineficaz: «Se volverán a incumplir los límites que marca la UE; no hay fechas u objetivos, Madrid será multado». El grupo socialista fue más benévolo y únicamente pide la inclusión del transporte público gratuito en los episodios de alta contaminación.

La DGT, conforme

Desde la DGT, su responsable Gregorio Serrano ya se mostró a favor de suprimir vehículos contaminantes del tráfico rodado. Serrano manifestó que tanto Barcelona como Madrid habían sido apercibidas por sus altos niveles de contaminación por parte de la UE y que entra dentro de «lo normal» que aprueben medidas para retirar coches viejos y sustituirlos por otros menos nocivos. «Son iniciativas esperadas y que son necesarias, además, porque tenemos un grave problema de contaminación en nuestras ciudades», añadió.

El portavoz de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles Turismos y Camiones (Anfac), Adolfo Randulfe, valoró con prudencia para ABC el resultado de las medidas anunciadas por el Ayuntamiento de Madrid. Siempre se apoya las medidas de rejuvenecimiento de los vehículos en circulación, aunque apunta que ve las medidas de Carmena todavía «sin concretar». También adolece el plan de unas medidas de estímulo claras para la compra de vehículos elétricos e híbridos, menos contaminantes.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.