Apresan en Madrid a un capo colombiano autor de doce asesinatos

La Policía Nacional detuvo en Madrid el pasado 29 de enero a «Carbonero», el capo colombiano de una organización de narcotraficantes y extorsión reclamado por las autoridades de su país por su implicación en 14 asesinatos (doce consumados y otros dos en grado de tentativa), tenencia ilícita de armas y pertenencia a banda criminal.

El arrestado lideraba la red criminal La oficina, especializada en el tráfico de drogas y extorsión en la ciudad de Armenia (Colombia). En colaboración con la dirección de investigación criminal e Interpol de la Policía Nacional colombiana, el fugitivo fue detenido el pasado viernes y en las próximas semanas será extraditado a su país.

Crímenes para monopolizar el tráfico

«Carbonero» había ordenado el asesinato de otros 14 narcos de bandas rivales para hacerse con el monopolio del tráfico de drogas y otras actividades ilícitas en Armenia (Colombia).

La Fiscalía XV Seccional de Armenia-Quindio de Colombia emitió una Orden Internacional de detención sobre por 14 delitos de asesinatos un delito de tenencia ilícita de armas y pertenencia a organización criminal.

Tras tener conocimiento de su posible presencia en España, se llevó a cabo el operativo el viernes pasado que permitió su localización y detención.

Agentes pertenecientes al Grupo de Organizaciones Criminales Transnacionales, de la Brigada Central de Crimen Organizado -Udyco Central- perteneciente a la Comisaría General de Policía Judicial en colaboración de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijin) de la Policía Nacional de Colombia han participado en la investigación.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.