Andalucía, todo a la derecha

Tras las elecciones de 2015, tocada del ala, Susana Díaz tuvo que superar cuatro sesiones de investidura. De mal en peor, la presidenta andaluza parece ahora dispuesta a reactivar el pulso que, hasta perderlo y volverse a San Telmo como simple baronesa, mantuvo en la calle de Ferraz con Pedro Sánchez. La competición consiste ahora en cosechar los peores resultados históricos del PSOE, cada uno en su demarcación, estilo libre. Como dijo Aznar, estamos trabajando en ello.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.