La recaudación por Sucesiones baja en el primer trimestre de 2018 un 45 %

El director general de Tributos del Gobierno de Aragón, Francisco Pozuelo, ha explicado hoy que la recaudación por el impuesto de Sucesiones ha disminuido en el primer trimestre de 2018 un 45 por ciento, en cuanto a derechos reconocidos, respecto al mismo periodo de 2017, mientras que la recaudación efectiva ha bajado un 32 %.

Pozuelo ha comparecido hoy ante la Comisión de Hacienda de las Cortes, a petición del PP, para explicar el grado de ejecución impositiva en el tiempo transcurrido del ejercicio 2018, que está alrededor de un punto por debajo que en el año anterior.

El director general ha precisado que el impuesto de Sucesiones es "muy sensible" a la existencia de herencias de "cierta importancia" y a las actuaciones de inspección, y ha explicado que en 2017 se dieron en este sentido resultados "absolutamente excepcionales", ya que la inspección descubrió más de veinte millones de euros en dos expedientes, pero además se produjeron cinco o seis herencias que sumaron solo ellas una recaudación de más de siete millones de euros.

Por este motivo la recaudación por este concepto ascendió a doscientos millones, que "en absoluto" obedecieron a una situación "normal", motivo por el que la previsión de ingresos por este concepto en 2018 se estableció en alrededor de 140 millones de euros.

Respecto al impuesto de Transmisiones Patrimoniales, los derechos reconocidos han subido un 6,75 % y un 14 % la recaudación. En especial por la venta de vivienda usada, cuya recaudación se ha incrementado en un 20 %, a pesar de que las ventas han crecido un 10 %.

Ante el anuncio del acuerdo al que han llegado Ciudadanos y el PSOE para suprimir en Aragón el impuesto de Sucesiones para herencias entre familiares directos de hasta 500.000 euros a través de bonificaciones, el diputado popular Antonio Suárez ha lamentado las "mentiras" del consejero de Hacienda, Fernando Gimeno.

El diputado del PP ha recordado que Gimeno dijo que estaba hablando "con todos los grupos" para pactar una reforma de este impuesto, pero que con el Popular "no ha hablado en absoluto", algo en lo que han coincidido los portavoces de Podemos y del PAR.

Pozuelo, en este sentido, se ha mostrado convencido de que Gimeno "no miente" y que está hablando "con todos los grupos que quieren hablar con él".

En la reforma, ha precisado el director general, hay tres cuestiones a tener en cuenta: cumplir el criterio de progresividad y redistribución, tener en cuenta los efectos recaudatorios de cualquier cambio y tender a la armonización con el resto de comunidades autónomas.

En el caso del ICA, Pozuelo ha reconocido que existen "dificultades adicionales", pero ha insistido en que tiene que seguir siendo un impuesto, y no una tasa, porque de esa forma se cumple mejor el fin de solidaridad.

Los derechos reconocidos del ICA han caído un 7 % pero la recaudación ha crecido un 35 %, sobre todo por la gestión del mismo en la ciudad de Zaragoza y porque muchas de las liquidaciones que se cerraron en la capital el año pasado se están cobrando este.

Respecto a la recaudación de otros impuestos, Pozuelo ha detallado que se ha incrementado un 33 % la recaudación por matriculaciones y que el resultado de la recaudación por el impuesto de grandes superficies comerciales también es "bueno".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.