Empleados Auzsa no ven argumentos para suspender los paros sin dar solución

Los trabajadores de Auzsa, concesionaria del transporte público de Zaragoza, consideran que no hay argumentos para suspender los paros que mantienen desde el pasado 10 de diciembre, como les sugirió ayer El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, al no haberse dado solución al conflicto laboral.

Así lo ha reconocido hoy a los medios de comunicación el presidente del comité de empresa, Javier Anadón, antes de participar en una concentración a la que han asistido unos trescientos empleados de Auzsa y convocada durante la jornada de paro de la tarde.

Con esta protesta, los trabajadores, ha explicado Anadón, tratan de transmitir a la ciudadanía su "rabia" ante la situación de un conflicto en el que "nadie aporta soluciones" mientras la multinacional que gestiona la contrata "quiera seguir aumentando sus beneficios".

El presidente del comité de empresa ha asegurado que "no es un tira y afloja" porque "es la empresa la que está incumpliendo el pliego de condiciones firmado con el Ayuntamiento", motivo por el que insiste en que esta institución es "parte fundamental" para obligar a la multinacional a cumplirlo.

El próximo martes esperan ser citados por el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) a una nueva reunión con la empresa y en función del resultado tienen previsto acudir a Madrid para entrevistarse con los dueños del Grupo Avanza.

Un grupo que gestiona el transporte urbano en un total de 28 ciudades, de algunas de las cuales se han desplazado hasta Zaragoza trabajadores para respaldar a los compañeros en huelga ya que, como ha explicado Anadón, "todos están pendientes a ver cómo finaliza el conflicto" ya que "depende de como acabe se inclinará al lado empresarial o de los trabajadores".

El comité de huelga también ha pedido la intervención del consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, al estimar que "algo tendrá que opinar en un conflicto que afecta a trabajadores de Zaragoza".

En la protesta los trabajadores han vuelto a exigir a la empresa que cumpla el laudo por el que los salarios deben adecuarse a los niveles de octubre de 2013; que se instalen aseos en los finales de línea y que se confeccionen unos tiempos de recorrido que permitan garantizar las frecuencias de paso del autobús unos turnos de descanso a la plantilla que les permitan conciliar la vida laboral y familiar.

Durante la concentración, en la que se mostraban pancartas de protesta contra "la reforma laboral, los recortes y el saqueo a la clase trabajadora" o contra el recorte de los derechos y de los servicios públicos, han intervenido distintos trabajadores para exponer su situación y las razones por las que siguen en este conflicto.

Un conflicto que siguen diariamente, según Anadón, el 96 por ciento de la plantilla, lo que "demuestra el grado de concienciación de los trabajadores, hartos de que nos roben".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.