Ecyl financiará con 1.600.000 euros 700 contratos en sector ayuda domicilio

El Servicio Público de Empleo de Castilla y León (Ecyl) financiará con 1.600.000 euros la ampliación de jornada y la contratación de setecientos trabajadores, especialmente mayores de 55 años, en el sector de ayuda a domicilio, han informado hoy fuentes de la Consejería de Empleo en un comunicado.

Además de apoyos específicos en función de determinados colectivos de trabajadores, como novedad en la convocatoria de 2018, dentro del plan de apoyo a los mayores de 55 años, se establecen medidas para impulsar su contratación mediante contratos de trabajo temporales, que deben mantenerse al menos 12 meses.

La subvención para la empresa contratante se calcula en 6.000 euros por cada contrato realizado con estos trabajadores, o de 6.500 euros si la persona contratada es una mujer.

Las solicitudes podrán presentarse hasta el 1 de agosto en el caso de que los contratos se hayan realizado antes del 1 de junio y con el plazo de dos meses después de la realización del contrato si este se ha realizado después del 1 de junio, y nunca más tarde del 15 de octubre de 2018.

E periodo de contratación subvencionable abarca desde el 1 de octubre de 2017 hasta el 30 de septiembre de 2018, han precisado dichas fuentes.

Además de dar prioridad a los trabajadores mayores de 55 años, los colectivos prioritarios de esta convocatoria son los jóvenes menores de 35 años, los mayores de 45 años, los desempleados de larga duración y las personas beneficiarias de la Renta Garantizada de Ciudadanía

Se incentiva, en primer lugar, los contratos en prácticas dirigidos a la adquisición de una experiencia profesional adecuada al nivel de estudios cursados y el importe de la ayuda se ha fijado en 1.500 euros por cada contrato, que se incrementa con 500 euros si la persona contratada es una mujer, y con otros 500 si el trabajador se encuentra en alguna "situación específica".

Entre estas situaciones figura tener más de 45 años, responsabilidades familiares y no percibir prestaciones; ser desempleado de larga duración y no percibir prestaciones; estar en riesgo de exclusión social; ser emigrante castellanoleonés retornado; o que el centro de trabajo se encuentre en zona desfavorecida.

En segundo lugar, se regulan las subvenciones para fomentar contratos temporales con cláusula de interinidad con el objetivo de facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral de los trabajadores a los que se sustituye con estos contratos.

El importe de la ayuda se establece en 1.000 euros por cada contrato, que se incrementa con 500 euros si la persona contratada es una mujer, y con otros 200 si el trabajador se encuentra en alguna de las situaciones descritas anteriormente como ?situaciones específicas?.

En tercer orden se promueven actuaciones dirigidas a mejorar la calidad y productividad del trabajo junto a la creación neta de puestos de trabajo. Estas actuaciones se concretan en el programa de fomento de la contratación por sustitución de horas extraordinarias y de reordenación del tiempo de trabajo.

Como cuarto lugar, para evitar la destrucción de puestos de trabajo, se sitúa facilitar el relevo generacional, e impulsar la adquisición de experiencia profesional a los jóvenes, se regulan las subvenciones para el fomento de los contratos temporales con cláusula específica de relevo formalizados con jóvenes desempleados.

Para estos dos programas se establece un importe general de 1.500 euros para cada contrato, que se incrementa con 500 euros si la persona contratada es una mujer, y con otros 500 si el trabajador se encuentra en alguna de las ?situaciones específicas? ya descritas.

En quinto lugar, se promueve la contratación temporal a través de un programa para fomentar la integración laboral de beneficiarios de la Renta Garantizada de Ciudadanía, para que puedan obtener una experiencia laboral que les ayude a encontrar un puesto de trabajo estable.

También se impulsa la contratación de mayores de 55 años mediante contratos de trabajo temporales, que deben mantenerse al menos 12 meses, mientras la subvención para la empresa contratante ascenderá a 6.000 euros por cada contrato realizado con estos trabajadores, o de 6.500 euros si la persona contratada es una mujer.

Por último se regulan incentivos por un importe máximo de 1.500 euros para las empresas que amplíen la jornada de sus empleados con el objetivo responder al incremento de la demanda de estos servicios de ayuda a domicilio, como consecuencia de la incorporación de la mujer al mundo laboral y de las mayores necesidades de la población de mayor edad y el progresivo envejecimiento de la sociedad.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.