Los fondos ESG de la UE están bajo presión para deshacerse de las acciones estadounidenses

El mercado de valores de EEUU se ha convertido en el más expuesto a la desinversión después de que la Unión Europea revelara nuevas reglas que limitan la libertad con la que los gestores pueden colocar etiquetas ESG en sus fondos

La Autoridad Europea de Valores y Mercados anunció el mes pasado que los fondos de inversión con etiquetas ESG o términos equivalentes deberán tener al menos el 80 por ciento de sus activos bajo gestión en algo que esté realmente relacionado con objetivos ambientales, sociales o de gobernanza. Tampoco pueden invertir en ciertos activos, como los mayores productores de petróleo y gas.

Para los gestores de fondos sobreponderados en acciones estadounidenses, ese requisito parece tener implicaciones enormes, según un análisis de Morningstar.

«Los Estados Unidos podrían ver el mayor impacto en términos de valor del mercado de valores», dijo Morningstar en un informe.

Alrededor del 42 por ciento de las posibles desinversiones en acciones que pueden ser provocadas por la nueva norma de la ESMA afectarán a los EEUU, medidas en términos de valor bursátil, estima Morningstar.

Francia ocupa un distante segundo lugar, con un 17 por ciento, seguida de China con un 12 por ciento, según muestra la investigación.

Otra alternativa es que los gestores de fondos decidan no tomarse la molestia de rediseñar sus carteras y, en cambio, cambiar el nombre de sus productos.

Arthur Carabia , director de investigación de políticas ESG de Morningstar Sustainalytics, explicó en una publicación en LinkedIn que el investigador espera que «muchos fondos eliminen ‘ESG’ y términos relacionados de sus nombres».

Algunos optarán por términos que conllevan requisitos mínimos menos onerosos según las nuevas normas de la UE, como «transición», dijo.

Más de 4.000 fondos pueden verse afectados

Morningstar identificó alrededor de 4.300 fondos de la UE con términos ESG o relacionados con la sostenibilidad en sus nombres que pueden verse afectados por las nuevas directrices de la ESMA.

Tras señalar que los fondos no pueden invertir en empresas incluidas en una lista de exclusión según las normas de referencia de la UE alineadas con París, Morningstar estima que más de 1.600 fondos necesitarán deshacerse de acciones por un valor total de hasta 40.000 millones de dólares, si quieren mantener su actual nombres.

Los sectores que son más vulnerables a la desinversión como resultado de las nuevas reglas de la ESMA incluyen energía, industrias como ferrocarriles y defensa, y materiales básicos, dijo Morningstar.

Entre las empresas estadounidenses identificadas por Morningstar como en riesgo de desinversión de fondos ESG domiciliados en la UE se encuentran Exxon Mobil, Schlumberger, Wells Fargo y Chevron.

Las autoridades reguladoras de los estados miembros de la UE deben incorporar las directrices en su supervisión del mercado o declarar por qué no tienen intención de cumplirlas. Hortense Bioy , jefa de investigación de inversión sostenible de Morningstar Sustainalytics, dice que no espera que proporcionen una lista completa de términos ESG o de sostenibilidad.

«Habrá cierto margen de interpretación», dijo en una entrevista.

Los requisitos de denominación se encuentran entre los últimos esfuerzos de la UE para abordar las lagunas en su histórico Reglamento de divulgación de finanzas sostenibles.

La industria financiera descubrirá pronto si tendrá que abandonar casi cinco años de trabajo para determinar el SFDR y empezar de nuevo.

Los reguladores de la UE para bancos, aseguradoras y el mercado dijeron esta semana que están finalizando una opinión conjunta sobre el SFDR, incluidos los cambios propuestos.

Sus conclusiones tendrán un gran peso en la forma en que la Comisión Europea y los legisladores aborden los problemas que afectan al SFDR una vez que finalicen las próximas elecciones y se establezca un nuevo parlamento.

Mientras tanto, los gestores de activos observarán los requisitos de denominación para mantenerse del lado correcto de los reguladores. Dada la regularidad de las acusaciones de lavado verde, los gestores de activos “querrán tener cuidado”, dijo Bioy.

● Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de Social Investor a tus redes y apps: LinkedIn | Twitter | Telegram | Facebook | Flipboard. Y sigue los mejores videos ESG de Youtube.

Ahora en portada