El BCE multará a los bancos por incumplimiento climático

El BCE está dispuesto a sancionar a los bancos que han incumplido los plazos para evaluar su exposición a los riesgos climáticos

El Banco Central Europeo está a punto de tomar una medida sin precedentes, la de imponer multas a varios bancos por su prolongado fracaso a la hora de abordar el impacto del cambio climático.

Hasta cuatro bancos se enfrentan a sanciones tras incumplir plazos fijados por el BCE para evaluar su exposición a los riesgos climáticos, según personas familiarizadas con el asunto.

Los importes aún no son definitivos y pueden ser en gran medida simbólicos, según estas personas, que pidieron no ser nombradas ya que la medida no es pública.

Una portavoz del BCE, que supervisa directamente más de 100 bancos, declinó hacer comentarios.

La imposición de multas sigue siendo un paso inusualmente duro para obligar a los bancos a cumplir las normas del BCE sobre cómo deben gestionar los riesgos climáticos.

Multas hasta el 5% de los ingresos medios diarios

Las multas se acumulan cada día y pueden ascender hasta el 5 por ciento de los ingresos medios diarios de una entidad. Para un banco con unos ingresos anuales de 10.000 millones de euros, por ejemplo, eso supondría sanciones diarias de hasta 1,4 millones de euros en el escenario más duro, aunque las multas reales impuestas pueden ser mucho menores.

Los bancos señalados para recibir las sanciones ahora están acumulando multas diarias mientras persistan las deficiencias, dijeron las fuentes.

También se puede tener en cuenta factores atenuantes, lo que significa que algunas multas podrían reducirse o incluso anularse.

El BCE ha advertido repetidamente que los bancos no están haciendo lo suficiente para prepararse para las consecuencias de las crisis climáticas extremas sobre los valores de los activos, o el riesgo de que los clientes con grandes huellas de carbono quiebren.

El organismo de control ha dicho que inicialmente amenazó a 18 bancos con sanciones, lo que implica que la presión del BCE está generando resultados para la mayoría de las empresas.

Las regulaciones europeas exigen que los bancos evalúen si están (o estarán) expuestos a riesgos materiales y que lo reflejen en sus reservas de capital.

El BCE ha dicho que los bancos normalmente necesitan comprender todos los factores relevantes del riesgo climático y ambiental y cómo se ven afectados, dada su exposición.

Diferencias entre el BCE y la Fed

El rigor con el que el BCE está presionando a los bancos para que gestionen su riesgo climático contrasta con el enfoque adoptado por la Fed, cuyo presidente, Jerome Powell, dice que el banco central estadounidense tiene «responsabilidades limitadas, pero importantes, con respecto a los riesgos financieros relacionados con el clima».

Los bancos en Europa han advertido que el cisma en los entornos regulatorios corre el riesgo de ponerlos en desventaja competitiva frente a sus pares estadounidenses.

● Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de Social Investor a tus redes y apps: LinkedIn | Twitter | Telegram | Facebook | Flipboard. Y sigue los mejores videos ESG de Youtube.

Ahora en portada