Ghosn aparece en público tras su fuga: hablará el miércoles desde Beirut

El expresidente de Renault-Nissan se fugó el 29 de diciembre de su casa en Tokio, donde estaba en libertad bajo fianza a la espera del juicio por irregularidades financieras

img_0bfa9878de81a882bd56d943a80b9456384768

El expresidente de Renault-Nissan, Carlos Ghosn, aparecerá en público por primera vez tras su fuga de Japón el próximo miércoles 8 y ofrecerá una rueda de prensa en Beirut. La cita tendrá lugar en el Press Club del Líbano a las 15.00 hora local (13.00 GMT), ha indicado uno de sus portavoces desde Francia y sin dar más detalles hasta el momento sobre ese día.

Desde que Ghosn apareció el pasado martes 31 de diciembre en Beirut tras fugarse dos días antes solo de su casa en Tokio, donde estaba en libertad bajo fianza a la espera del juicio por las irregularidades financieras de las que se le acusa, no se conoce su paradero en el Líbano. Ghosn, de 65 años, se fugó de Japón en un avión privado y, tras una escala en Turquía, llegó a Beirut, desde donde lanzó duras críticas contra el sistema judicial japonés.

No ha facilitado detalles sobre cómo pudo escaparse del país y de la vigilancia a la que estaba sometido, aunque ya ha negado que recibiese la ayuda de su esposa, Carole. Una de las propiedades de Ghosn, emplazada en el acomodado barrio beirutí de Achrafieh, ha sido el centro de todas las miradas durante los últimos días, sin que se sepa si se encontraba en su interior.

Ghosn entró al Líbano de forma legal

La Seguridad General libanesa aseguró que el empresario entró "legalmente" al Líbano, del que tiene la nacionalidad, además de la brasileña y la francesa. En un comunicado, ese órgano afirmó que "no es necesario tomar ninguna medida o acción (legal) respecto a él o que sea perseguido". La cadena pública nipona de televisión NHK ha informado este lunes de que Ghosn contaba con dos pasaportes franceses y uno de ellos pudo utilizarlo para entrar legalmente al Líbano.

Asimismo, la fiscalía libanesa ha recibido una circular roja de Interpol, es decir, que solicita a las autoridades arrestar de forma preventiva al fugitivo de la Justicia nipona a la espera de extradición, entrega u otra acción judicial similar.

El Líbano y Japón no tienen un acuerdo de extradición, por lo que el Gobierno libanés ha aseverado que le será aplicada la ley libanesa y en el caso de recibir una petición de extradición de las autoridades niponas, se estudiaría esta posibilidad en base a las relaciones bilaterales.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.