24 de Junio, 01:14 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

en europa

Fondos: máximos en negocio pero sigue la consolidación

Alicia Miguel Serrano

La industria de fondos en España mostró cifras récord el año pasado, y ha empezado 2018 con mucha fuerza, en un entorno en el que los partícipes de estos vehículos vienen mostrando un creciente apetito hacia el riesgo. Pero España no ha sido una excepción en Europa: los inversores del continente también mostraron en 2017 su disposición a invertir con mayor fuerza en fondos con un componente de renta variable en las carteras, en un contexto de gran crecimiento para el negocio.

Según un reciente informe de Lipper Thomson Reuters, los activos gestionados en la industria europea pasaron de 9,4 a 10,4 billones de euros a lo largo de 2017, de forma que el volumen de fondos en Europa -al igual que lo que ha sucedido en España- está en niveles máximos, impulsados en parte por las suscripciones de los partícipes, que alcanzaron cifras nunca vistas, con 757.000 millones de euros. Aunque los autores del estudio matizan que no todos los fondos ni las gestoras se beneficiaron en igual medida de esta tendencia. El apetito por el riesgo es claro, con los fondos de renta variable global como sector en el que más invirtieron los europeos el año pasado, seguido de renta fija global. Si bien por bloques más amplios los fondos de renta fija fueron los que más dinero captaron. 

De este entorno, del que también se puede destacar la consolidación en las gamas (2017 terminó con 97 fondos menos que a finales de 2016, con creciente actividad de fusiones y adquisiciones de productos ante operaciones, como la fusión de Aberdeen AM y Standard Life, o la compra de Source por parte de Invesco Powershares) se beneficiaron con fuerza grandes gestoras como BlackRock, la que más flujos hacia sus fondos vio el año pasado, seguida de PIMCO y Amundi.

Un crecimiento continuado

Según los datos de finales de 2017, las entradas de dinero en la industria propiciaron un fuerte crecimiento, si bien el efecto mercado también aportó 317.000 millones de euros, una tercera parte del impulso total del negocio.

En el crecimiento del mercado tuvieron un papel destacado también los fondos cotizados o ETFs, cada vez más populares entre todo tipo de inversores. Esta popularidad se ve reflejada en el desarrollo de sus activos bajo gestión, que subieron por quinto año consecutivo y marcaron un récord cercano a los 634.000 millones de euros a finales de año, desde los 514.000 millones de 12 meses antes. Igual que los fondos de gestión activa, su éxito se explica sobre todo por las suscripciones (casi 95.000 millones), si bien el efecto mercado sumó también otros 25.000 millones a su patrimonio.

Por segmentos, los fondos de renta variable (con 3,9 billones) son aquellos con mayor volumen bajo gestión, seguidos de los de renta fija (2,6 billones), los mixtos (1,7 billones), los monetarios (1,2 billones), los fondos alternativos UCITS (600.000 millones), los inmobiliarios (200.000 millones) y otros vehículos, junto a los de materias primas, con 40.000 millones de volumen, a la cola.

Mayor apetito hacia el riesgo

2017 fue un año récord en suscripciones, con 756.900 millones de euros en entradas que superaron de lejos las de los años 2014 (351.000 millones) y 2016 (312.000 millones), así como la media de largo plazo de la industria, en 158.400 millones, y con los ETFs aportando 94.700 millones al total. Pero no entró dinero en todas las categorías: en un entorno de tipos de interés bajos, sorprende que los fondos de renta fija fueran los más vendidos, con entradas cercanas a los 290.000 millones de euros, seguidos de los fondos mixtos (172.800 millones), los de renta variable (172.100 millones) y los alternativos UCITS (53.700 millones), por delante de inmobiliarios, fondos de materias primas y otros vehículos, mientras otro tipo de fondos sufrió reembolsos.

No obstante, los datos muestran que en 2017 el apetito de los inversores por el riesgo aumentó, debido a que los fondos de renta variable, el activo con mayores salidas de dinero en 2016, volvieron al menú de los clientes. Según los autores del informe, estos datos también indican que los inversores europeos entienden ahora mejor los catalizadores de la rentabilidad de los fondos mixtos y los fondos alternativos, pues han pasado a invertir con fuerza en ellos frente a las tímidas posiciones de un año antes.

Y tampoco que hay que olvidar que, por subcategorías y sectores, donde más dinero entró fue en fondos de renta variable global (62.400 millones), por delante de renta fija global (50.900 millones), renta fija global cubierta en dólares (45.600 millones), renta fija de corto plazo en euros (40.300 millones) y deuda emergente global en divisa fuerte (35.300 millones). 

En los ETFs, también fueron mayores los flujos hacia los de renta variable (63.300 millones) que hacia los de deuda (26.900 millones). Lo que muestra que, a la hora de invertir en productos pasivos, los inversores lo hacen mayoritariamente para ganar exposición a bolsa. «Esta preferencia puede deberse al hecho de que el segmento de deuda en el mercado europeo de ETFs es más pequeño y cuenta con menor liquidez, así como al menor número en general de productos y estrategias, algo que podría estar sujeto a cambio en los próximos años», explican los autores del informe.

En este contexto de apetito por el riesgo, los fondos monetarios vieron también flujos positivos, de más de 60.000 millones, pero se redujeron a la mitad con respecto a 2016, cuando entraron 110.700 millones.

¿Quiénes son las gestoras ganadoras?

Así las cosas, no todas las categorías ganan, ni tampoco todas las gestoras. En general, las grandes se llevaron gran parte de los flujos: BlackRock, la mayor entidad que opera en Europa, vio suscripciones de 101.100 millones, por delante de PIMCO (que captó 55.800 millones) y Amundi, la segunda gestora por tamaño en Europa tras comprar Pioneer Investments, que atrajo en 2017 flujos de 47.500 millones de euros netos.
De las cinco mayores entidades europeas (Amundi, BlackRock, JP Morgan AM, Deutsche Bank AM y UBS AM), los autores del informe destacan que todas comercializan ETFs, aunque JP Morgan solo ha empezado a hacerlo recientemente. Pero, frente a lo que pudiera pensarse, los datos muestran que el éxito de BlackRock solo se debió en parte a sus fondos cotizados: captó 34.600 millones en su rama iShares, pero sus fondos tradicionales atrajeron 66.500 millones, por delante de lo captado por la segunda gestora que más suscripciones tuvo el año pasado.

Al otro lado, la gestora de Deutsche Bank se benefició en gran parte de su gama de ETFs: de sus entradas de 16.600 millones, 11.200 millones fueron a parar a fondos cotizados. Es más, la gestora quedaría fuera de la tabla de las mayores 20 entidades europeas sin contar el negocio de ETFs. Así, el informe deja clara la importancia de este negocio para los promotores europeos, lo que explica que muchas gestoras activas hayan anunciado el lanzamiento de gamas de ETFs de cara a este año.

Por categorías, PIMCO fue la gestora de mayor éxito en fondos de renta fija, seguida de BlackRock, Amundi y Eurizon Capital, así como UBS. En renta variable, BlackRock volvió a ganar, por delante de Amundi, Vanguard Group, Deutsche Bank y Société Générale. En mixtos destacó Eurizon Capital, por delante de Allianz GI, Amundi y la gestora española BBVA AM, además de JP Morgan AM. En alternativos, destacaron GAM, Invesco, Aviva, Old Mutual GI y BMO.

Si te interesan más noticias sobre fondos

¿Los fondos crecerán en España?

publicidad
publicidad