22 de Junio, 00:18 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

así se hace frente a un mercado revuelto

La volatilidad testa la estrategia de la banca en fondos de inversión

El año arranca movido para la Bolsa y los bonos. ¿Cómo preparan las gestoras de las entidades financieras su gama de fondos?

En el apenas mes y el medio que deja atrás 2018 las gestoras ya han tenido que lidiar con dos ánimos muy distintos en los inversores. El del optimismo extremo tras el mejor arranque de ejercicio en años, que empujaría a muchos a asumir más riesgo del recomendable en su cartera, y el de ahora, el de un ahorrador que ha sufrido la peor corrección semanal desde el 'Brexit'. Tan solo en enero entraron 3.803 millones de euros en fondos de inversión en España. Lo que supone que la industria nacional acaba de vivir su mejor inicio de año en cuanto a flujos de toda la serie histórica. Muchos ahorradores más, de los cuales un gran porcentaje han dado el salto desde depósitos. Por ello, preguntamos a la banca cómo se enfrenta a su primer gran reto en el año. ¿Cómo le están hablando a un inversor preocupado por los acontecimientos de estos días? 

Desde la gestora de BBVA plantean una reflexión útil: «Un inversor disciplinado debe mantener su mirada puesta al término de su horizonte y no angustiarse con los movimientos puntuales del mercado. De tener una inversión bien diversificada y con capacidad de adaptarse a escenarios cambiantes de mercado, contará con todo lo necesario para no tener que preocuparse por las idas y venidas innatas de los activos». 

De momento, las gestoras no perciben pánico desmedido. Aunque los datos decisivos se conocerán en marzo, desde Bankia Fondos no observan grandes reembolsos. «El cliente cada vez está más formado financieramente y no lo encontramos especialmente preocupado, dado que los fundamentales indican que se trata de una corrección puntual y las perspectivas son positivas», comenta Pablo Hernández, director comercial de Bankia Fondos. 

Y es una respuesta adecuada ya que, en opinión de Guillermo Hermida, director de Inversiones de CaixaBank AM, los últimos movimientos no suponen un cambio de ciclo, sino «una corrección sana de los mercados que habían tenido una subida demasiado vertical en las bolsas». «Los niveles de volatilidad que mostraba el mercado en los dos últimos años eran una anomalía que se ha corregido y que precisamente permitirán mayores oportunidades de generación de valor en los productos de gestión activa por parte de los gestores especialistas en cada activo», explica. Y Ana Rivero, directora de Producto y Market Intelligence de Santander AM España, coincide: «Con los buenos fundamentales de fondo, una visión de medio-largo plazo y una exposición acorde a su perfil, seguimos viendo potencial positivo en la renta variable, que tendrá lógicos movimientos de volatilidad». 

Apetito por más riesgo

Para Cirus Andreu, director de Asset Management y Análisis de Banco Sabadell, los movimientos de mercado de estas semanas son «la confirmación de que es necesaria una gestión profesional y continua de las inversiones y de sus riesgos». Y será este el gran reto para el nuevo ejercicio. Si bien los años anteriores han sido de gran actividad en el lanzamiento de nuevas estrategias en fondos de inversión, 2018 pinta ser un año de consolidación de esas ideas. Entre las gestoras consultadas pocas hablan de nuevos lanzamientos. Más bien, de alinear las necesidades del ahorrador con el contexto de mercado. Esto implica abrirse a todas las clases de activos. A, como lo definen desde la gestora de BBVA, «soluciones diversificadas, con asignación flexible y global de activos como piedra angular». 

Incluso para el inversor más conservador, «la solución, a nuestro juicio, también pasa por una propuesta diversificada», comentan desde BBVA. Para clientes que buscan protección, un primer paso se podría dar con el BBVA Consolidación 85, que garantiza un 85 por ciento del valor máximos alcanzado por el fondo, o el BBVA Mi Objetivo 2021. Pero también se debería plantear avances hacia fondos que aporten valor ajustado a su perfil de riesgo, como el Quality Inversión Conservadora o el BBVA Mi Inversión RF Mixta. 

Y es que son los más afectados por este momento de cambio de dirección de los tipos de interés que identifica Andreu. «La asignación a distintas clases de activos dentro de una cartera de inversiones es decisiva en un contexto rápidamente cambiante. Una gestión global y activa persigue obtener las mejores rentabilidades», afirma. Y son las máximas que aplican tanto en su gama de fondos perfilados (Sabadell Prudente, Sabadell Equilibrado y Sabadell Dinámico) como en su servicio de gestión discrecional (las carteras con 5 perfiles de riesgo de BC Fondos Gran Selección). 

Carteras flexibles

Las gestoras recogen este año los frutos de meses educando al ahorrador. «Incidimos mucho en mantener el horizonte temporal de la inversión, no precipitarse en las decisiones y dejar que los profesionales, los gestores de los fondos, adecúen sus posiciones a la situación de mercado», explica Hernández. 

Por eso desde Santander destacan la relevancia de las estrategias mixtas este año. «Sus características se ajustan perfectamente a los mercados actuales, que requieren de una óptima gestión de la asignación de activos para generar retornos en un entorno tan complejo, fundamentalmente en la renta fija y a las necesidades de los clientes, que demandan retornos ajustados a su perfil de riesgo», cuenta Rivero. En los fondos Santander Generación ajustan el nivel de Bolsa para adecuarse al ahorrador pero mantienen en común un objetivo de generar retornos a través de dividendos en Bolsa y de cupones en bonos. 

Una idea similar a la que llevan a cabo de Caixabank AM con Tranquilidad, Patrimonio e Inversión, vehículos de gestión discrecional que corresponden a niveles de riesgo conservador, moderado y agresivo respectivamente. Según explica Hermida, se nutre de una combinación de fondos tanto de inversión directa como de fondos de fondos y que cubren los activos desde la renta fija y variable a la inversión en activos alternativos, divisas, etc.

Pero para quien pueda operar con un horizonte largo y asumir riesgo, la apuesta por la Bolsa sigue. Más allá de sus perfilados Bankia Soy Así Flexible, Dinámico o el Evolución Decidido, fondos puros de renta variable, como el Bankia Small and Midcaps son ideal para «apostar de manera más diversificada por las buenas perspectivas del mercado empresarial español».

publicidad
publicidad