14 de Diciembre, 23:01 pm
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Start up

Bugaloop: Adaptar autoescuelas al ecosistema digital

Esta plataforma pone en contacto a usuarios y autoescuelas para comparar y elegir la que más convenga. Además, incluyen la formación teórica online gratis.

Miguel Aldana se apuntó a un máster de negocios digitales que impartía el ESIC en Málaga y con su precedente familiar (su padre tiene una autoescuela), surgió Bugaloop. Esta start up pone una pica en flandes dentro de este sector en España, ya que no existía ningún servicio digital integral con este propósito. Ofrece, por un lado, toda la formación teórica online a los alumnos para que puedan superar esa primera parte del carnet de coche o moto de forma gratuita. Por otro lado, incluye un comparador de autoescuelas donde los propios usuarios califican sus precios, calidad del servicio y demás aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir autoescuela, a la que casi todo el mundo tiene que acudir alguna vez en la vida. Aldana puso la mayor parte del capital, pero echó a andar el proyecto junto con una compañera del máster, Pepa Olid; un informático, Eduardo Perrino; y Francisco Balsera, el director del propio máster que se interesó por la idea y colabora trabajando con toda la parte financiera.

REVOLUCIÓN EN LA GESTIÓN

Además del factor de competencia que introduce esta plataforma entre autoescuelas, el proyecto busca que las propias empresas y los usuarios consigan gestionar mejor los recursos materiales y de tiempo. Aldana explica que muchas veces existen horarios para dar clases de conducir muy demandados mientras que otros prácticamente no se solicitan. Con Bugaloop se pueden gestionar todos estos aspectos de forma que tanto usuarios como autoescuelas optimicen recursos. «Se pueden ofrecer precios por clase diferentes en función de la demanda que tenga, así el usuario tiene un incentivo a la hora de solicitar sus clases y las autoescuelas consiguen maximizar su negocio», señala Aldana, que advierte que dentro de España no existe un mercado unificado, ya que «cada ciudad ofrece unos precios diferentes y muy dispares» y añade: «Bugaloop da la posibilidad al usuario de elegir aquel lugar que más convenga a sus intereses». Como comparador,introduce un punto de competencia en el sector, pero por otro lado ayuda a que las autoescuelas consigan mayor visibilidad, ya que las que se registran consiguen llegar a un público cada día mayor, aquel que vive cada vez más conectado a la red.

----------------------------------------------------------------

Una start up en pleno lanzamiento:

Más de cien usuarios en pocos días. Bugaloop acaba de abrir sus puertas y ha recibido una buena acogida. En pocos días, ya cuenta con más de cien usuarios registrados de toda la geografía española.

Financiación fundamentalmente propia. Miguel Aldana es el socio capitalista mayoritario, con un 84 por ciento de la propiedad. El resto se lo reparten los demás trabajadores. A esto hay que añadir que ganaron un certamen y recibieron un montante de Cofidis. «Cada euro es importante para nosotros, pero además fue un placer recibir un galardón y estar cerca de grandes impulsores como el fundador de Uber o de SoundCloud» dice Aldana.

Unos andaluces situados en el País Vasco. A pesar de que el fundador del proyecto es andaluz y allí surgió la idea, les recomendaron situarse en el País Vasco argumentando que es el mejor lugar para emprender una start up de estas características. Con este propósito, se situaron físicamente en Bilbao y ya han recibido subvenciones de instituciones vascas (Diputación Foral y Gobierno Vasco).

publicidad
publicidad