22 de Junio, 00:13 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

una fiebre compradora se apodera del valor

Solaria, el cohete del mercado: ¿Por qué se ha disparado un 100%?

Las acciones de Solaria comenzaron el año en torno a los 1,6 euros y ayer cerraron por encima de los 3,2 euros. En apenas dos meses, el valor acumula una revalorización superior al 100% y se ha convertido en el cohete de la bolsa española. ¿Qué hay detrás de esta escalada alcista?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que las fuertes subidas de Solaria no son fruto de la casualidad. "Esto no son cuatro locos que están calentando la acción sino que hay una historia de inversión detrás", apuntan fuentes de un bróker madrileño. El mercado pudo comprobarlo con los resultados que presentó el pasado 14 de febrero, unas cifras que mostraron un beneficio neto de 15,01 millones de euros en 2017, un 87% más, algo de lo que la propia empresa responsabiliza a su nuevo modelo operativo. 

Para entender la historia de Solaria, hace falta comprender de dónde viene. Los grandes problemas de la empresa vinieron entre 2008 y 2014, cuando se metió a fabricar paneles solares. Ahora, su modelo de negocio ha evolucionado desde la fabricación (que ya ha abandonado) hasta el desarrollo y gestión de plantas de generación fotovoltaica, pero la aventura de la fabricación generó fuertes pérdidas en su momento y a punto estuvo de llevarse por delante a la compañía. 

Hubo un momento en el que casi todas las ganancias se iban en tapar los agujeros que había dejado la aventura de fabricar paneles, pero una vez que la empresa se ha centrado en el diseño, promoción y mantenimiento de huertos solares, ha dado con una actividad rentable en la que además acumula importantes créditos fiscales por esas pérdidas pasadas que tiene recogidas en balance. 

Por otro lado, se ha producido una deflación brutal en el coste de montaje de los huertos solares, gracias al fuerte abaratamiento de esta tecnología, de manera que si una instalación con capacidad para un megavatio antes salía por dos millones de euros, ahora se puede hacer por cuatro veces menos. Además, los directivos se han movido bien desde el punto de vista financiero y han sacado toda la deuda de la matriz, para canjearla por bonos que han atraído la atención de importantes inversores extranjeros, básicamente dinero anglosajón. 

Sin ir más lejos, el año pasado trascendió que BlackRock Real Assets entró como inversor en el proyecto solar fotovoltaico Magacela Solar 1, adquirido por Solaria Energía y Medio Ambiente a finales del pasado mes de julio, mediante la adquisición de deuda para financiar la planta. La transacción supuso una serie de beneficios para los clientes institucionales del fondo, incluyendo flujos de caja estables y a largo plazo con una rentabilidad "atractiva", respaldada por una planta totalmente operativa y con un historial de generación sólido basado en una tecnología fotovoltaica ampliamente "probada y fiable". El director de la División Europea de Infraestructura de BlackRock, Jonathan Stevens, destacó que esta financiación supone "una oportunidad" para el fondo de ampliar sus inversiones en el sector solar español "con un socio experimentado y a un precio atractivo".

Por si fuera poco, los 250 megavatios de nueva potencia fotovoltaica que se ha adjudicado Solaria en la tercera subasta de energía renovable permitirán a la empresa aumentar su capacidad de generación más de 3,5 veces en algo más de dos años. Con ello, y como resume José Lizán, gestor de fondos de Auriga, "el mercado descuenta que tienen toda la financiación que necesitan para sus proyectos y apenas van a pagar impuestos debido a los créditos fiscales, por lo que la rentabilidad en sus plantas es altísima". Además, la propia compañía ya ha traslado a los analistas que, en caso de que haya recortes de remuneraciones a las renovables por parte del Gobierno, ellos apenas si se van a ver afectados. En estas condiciones, resume Lizán, es cierto que el valor "está un poco recalentado" pero este experto sigue viendo "potencial a medio y largo plazo". 

Lo normal tras una subida tan vertical es que los valores se tomen un pequeño respiro, aunque en el caso de Solaria nunca se sabe. El próximo tirón alcista está cercano. Según fuentes del mercado, la compañía está planeando para dentro de unos meses un una reunión con inversores en los que presumiblemente dará más detalles sobre los planes para desarrollar ese 'pipeline' de 250 megavatios. Y este podría ser el detonante de nuevas subidas.

Sólida tendencia alcista

Desde el punto de vista técnico, Roberto Rojas, analista de Admiral Markets, apunta que "la tendencia alcista parece bastante sólida, pero sería interesante ver cómo se comportaría ante un posible retroceso al rango comprendido entre 3 y 2,90 euros por acción", ya que en esa zona tenemos un reciente gap alcista aún sin cerrar. El principal soporte sería su anterior nivel de resistencia en 2,685 euros por acción, ya que una pérdida de ese nivel podría incrementar un posible descenso siendo este a su vez un posible punto de rebote donde poder acceder al mercado.

Este experto destaca que el valor tiene una beta de 1.19, y aunque tiene una volatilidad superior al mercado, "no refleja una excesiva volatilidad", a lo que acompaña "un nivel interesante de PER con respecto al sector, por lo que por comparación de ratios podría seguir subiendo". En todo caso, Rojas, explica que, tras las últimas fuertes subidas, "deberemos tener cautela ante una posible corrección buscando niveles de soporte"

Si te ha interesado esta noticia te puede interesar también. 

- Solaria, disparada: ¿Nos subimos al carro?

- BlackRock invierte en deuda de un proyecto de Solaria

- Solaria gana 15,01 millones en 2017, un 87% más

publicidad
publicidad