18 de Junio, 13:01 pm

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Banca Privada

Inversión en arte, en el punto de mira de los más ricos

Diversificar sus carteras, maximizar la rentabilidad, minimizar la volatilidad y lograr ventajas fiscales son objetivos que los grandes patrimonios se han propuesto lograr invirtiendo en arte. Para que lo consigan, la banca privada empieza a ofrecerles servicios de asesoramiento para gestionar el arte como una inversión. 

Invertir en arte para obtener jugosos retornos, diversificar carteras e, incluso, aumentar el deleite personal contemplando belleza son algunos de los motivos que han llevado a las grandes fortunas a interesarse por un mercado que mueve en el mundo más de 60.000 millones de dólares y que sigue creciendo.

Ante este interés, las entidades de banca privada han 'recogido el guante' y han dirigido el foco hacia este 'activo' de inversión. Entre ellas BBVA, que ha puesto a disposición de sus clientes de banca privada un nuevo servicio integral de asesoramiento en arte, para lo que se ha asociado con la consultora The Fine Art Group, una firma global de arte y finanzas. Su objetivo es ayudar a sus clientes millonarios a entender y gestionar el arte como una inversión alternativa, ya que están «absolutamente» convencidos del valor del arte y de la importancia que va cobrando como «oportunidad de inversión». 

BBVA ha lanzado este servicio en España, México y Suiza, pero lo ampliará al resto de regiones. En opinión de Paloma Piqueras, global head de BBVA Asset Management & Global Wealth, «el acuerdo con The Fine Art Group nos ayuda a continuar diferenciando nuestro modelo, ofreciendo un asesoramiento holístico al cliente en todos los ámbitos de su vida, incluyendo el arte como alternativa de inversión».

UN MERCADO CON POTENCIAL

A pesar de que está evolucionando, España sigue siendo un país poco relevante en el mercado mundial de arte, pero los expertos reconocen su gran potencial. En 2016 las ventas de arte en nuestro país alcanzaron 385 millones de euros, según recoge el estudio 'El mercado español del arte en 2017', elaborado por Fundación Bancaria La Caixa, lo que supuso un aumento del 7 por ciento respecto al año anterior y un 42 por ciento si se compara con 2009. La cuota de España en el mercado global del arte en cuanto a valor fue en 2016 del 1 por ciento y representó poco más del 2 por ciento dentro de la Unión Europea.

Otro aspecto a tener en cuenta por los inversores es que España es un mercado con un precio relativamente bajo del arte en comparación con otros países. En el sector de las galerías, la media de precios de las obras es de 5.270 euros, la mitad que la media a nivel global. A pesar de ello, los autores españoles se encuentran entre los favoritos de los inversores internacionales y patrios (ver tablas). Picasso, Miró o Dalí están entre sus preferidos. 

ARTE PARA DIVERSIFICAR CARTERAS

Una de las causas que hace que el arte esté cobrando fuerza en los últimos años como inversión alternativa a largo plazo de los grandes patrimonios es que les ayuda a diversificar sus carteras de cara a maximizar su rentabilidad, y es que muchos consideran el arte como un activo refugio que se revaloriza con el tiempo. Según los expertos, si se compra bien, las creaciones de artistas jóvenes pueden generar altos beneficios con el paso de los años si logran triunfar, mientras que las de los consagrados son inversiones más seguras pero también más caras a la hora de adquirirlas. 

Tampoco hay que olvidar los beneficios fiscales derivados de la inversión en arte. Uno de los más valorados es que se permite pagar impuestos con obras de arte sin necesidad de pagar la plusvalía que ha reportado esa obra al inversor. Respecto a su particularidad como valor refugio, esta prevalece en tiempos de crisis, ya que su valor puede subir debido a la incertidumbre de otros activos.

Pero para generar óptimos retornos y minimizar riesgos en la inversión hay que conocer el mercado del arte. Por ello, en el servicio de asesoramiento de BBVA los expertos en arte orientan a sus clientes de banca privada durante todo el proceso de inversión, desde la identificación de obras en las que invertir y su almacenamiento, hasta la gestión de colecciones y la definición de estrategias de desinversión, buscando mitigar los riesgos potenciales a los que está expuesto el inversor, ya que según fuentes de la entidad, «comprar o vender una obra de arte puede suponer todo un reto».

En este proceso consideran esencial educar a los clientes y ayudarles a dar forma a una colección con la que se sientan identificados y ayudarles a proteger sus activos. 

Para ello, los expertos de The Fine Art Group sondean el mercado del arte a nivel global. En opinión de Philip Hoffman, CEO de The Fine Art Group, «desde hace 15 años hemos ayudado a coleccionistas e inversores en arte, guiándoles a la hora de entender este mercado». Considera que «el mercado del arte está continuamente creciendo» y reconoce que hay un «interés creciente respecto al arte entre las familias de alto patrimonio, no solo como coleccionistas sino como avezados inversores».

LA OPINIÓN DE LOS EXPERTOS

Paloma Piqueras, BBVA A. M. & Global Wealth 

«El acuerdo con The Fine Art Group nos ayuda a diferenciar nuestro modelo, incluyendo el arte como alternativa de inversión»

Philip Hoffman, The Fine Art Group 

«Hay un interés creciente por el arte entre las familias de alto patrimonio, no sólo como coleccionistas sino como inversores»

publicidad
publicidad