25 de Junio, 04:25 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

finanzas personales

'Tapar agujeros' con el 'Gordo de Navidad' permitiría ahorrar 32.802,6 euros a una familia

finanzas.com

El Gordo de la Lotería de Navidad repartirá el próximo 22 de diciembre 400.000 euros por décimo premiado, una cifra que, si se utilizara en finiquitar las deudas pendientes, permitiría que una familia se ahorrara una media de 32.802,6 euros en intereses (cálculo basado en la deuda media que mantiene cada hogar en concepto de hipoteca y de créditos), según un análisis de Kelisto.es (www.kelisto.es), la web del ahorro.
"Antes de pensar en lo que se hará con el dinero, es fundamental que el agraciado tenga en cuenta los impuestos que afectan a estos premios. Gestionar correctamente unos ingresos importantes que llegan repentinamente -como ocurre con la Lotería de Navidad- no es una tarea sencilla. De hecho, el 70% de las personas que reciben unos ingresos elevados inesperadamente lo pierden en pocos años y un tercio de los ganadores de premios de la lotería terminan en bancarrota, una situación que tarda en llegar una media de cinco años.

Para no llegar a este punto, los agraciados con un premio como el del Gordo de Navidad deben actuar con cautela, seguir varias pautas y buscar el consejo de expertos", destaca la portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es, Estefanía González. 

Los impuestos: Hacienda se queda, como mínimo, con 79.500 euros del Gordo Quienes resulten agraciados con un premio de la Lotería de Navidad tendrán que pagar, al menos, un tributo: el llamado "impuesto de la solidaridad", un gravamen del 20% que se aplica a los premios que superen los 2.500 euros. Para un caso como el del Gordo, Hacienda se quedaría con 79.500 euros, es decir, el 20% de 397.500 euros (los primeros 2.500 euros están exentos del pago). 

Por tanto, al restar esta cantidad, la cifra neta que recibiría el agraciado cuando fuera a cobrarlo sería de 320.500 euros. 

Si el afortunado optara por repartir su premio, otro impuesto entraría en juego: el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Este tributo debe ser pagado por la persona que recibe el dinero y varía en función de la Comunidad Autónoma, aunque muchas de ellas prácticamente lo suprimen en el caso de los hijos y los cónyuges aplicando bonificaciones (Madrid y Canarias) o aplican importantes bonificaciones, como ocurre en Castilla-La Mancha.

Otro de los tributos que podrían tener que pagar los agraciados con el Gordo es el Impuesto de Patrimonio. Eso sí, para ello, los bienes de los premiados (incluido el premio) tendrían que sumar más de 700.000 euros, que es el límite exento de pago. Además, teniendo en cuenta que la vivienda habitual está exenta hasta los 300.000 euros, a efectos prácticos la cantidad libre de tributación sería de 1.000.000 euros. La tasa a pagar por este impuesto varía en función de la Comunidad Autónoma, salvo en Madrid, donde está bonificado al 100%.

Si los agraciados decidieran, además, poner fin a la deuda que mantienen en préstamos al consumo (9.426,17 euros de media por hogar), podrían ahorrar otro bueno pellizco: 2.172,1 euros. Sumando esta cantidad a los 30.630,48 euros2 que se ahorrarían al finiquitar la deuda hipotecaria, el ahorro total por familia alcanzaría los 32.802,6 euros.

LIQUIDAR DEUDAS: una familia ahorraría en intereses 32.802,6 euros de media

Una vez cumplidos los deberes con Hacienda, llegaría el momento de finiquitar las deudas. Si una familia optara por liquidar su hipoteca pendiente (de media, 123.649 euros en España), ahorraría 31.362,73 euros en intereses, una cifra a la que habría que restar los gastos vinculados a la operación, como las comisiones o los gastos de notaría y registro. Considerando los gastos por cancelación, el ahorro neto en intereses sería de 30.630,48 euros.

publicidad
publicidad