20 de Junio, 11:19 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

política monetaria

2018: otro año marcado por los bancos centrales

Faltan pocas semanas para que demos la bienvenida al 2018. Un año que estará marcado por la acción de los bancos centrales. La Fed tendrá que afrontar el relevo de su presidente en febrero, mientras que acomete nuevas subidas, mientras que el BCE comenzará un tapering que acabará en septiembre y que podría dar lugar a las primeras subidas del precio oficial del dinero en la primera mitad de 2019.

Felipe López-Gálvez, analista de Selfbank, asegura que "llevamos años en los que las políticas monetarias han tenido un impacto relevante para las bolsas". Para él, el hecho de que en 2018 no haya citas políticas destacables en 2018, los bancos centrales tendrán mucho protagonismo, en especial al BCE. Sin olvidar, continúa el experto de SelfBank que las decisiones de política monetaria de los principales bancos centrales tienen implicaciones en todos los rincones del planeta. 

Por su parte, Joaquín Robles resta importancia a estas dos acciones, puesto que "el BCE está telegrafiando todos sus movimientos para reducir su impacto en los mercados, y les está funcionando, por lo que lo normal será continuar viendo esa estrategia". Para el próximo año habrá nuevas subidas de tipos en Estados Unidos hasta el 2% y el fin de las compras en Europa, aunque sin subidas.

Riesgos

En este proceso de normalización, Robles no ve riesgos a corto plazo: "La situacón es totalmente distinta a la fecha del inicio del programa de estímulos" ya que el sector financiero está más saneado, el crecimiento se ha estimulado y la inflación se ha estabilizado por encima del 1,2%. Con el alza de tipos que acometerá el BCE presumiblemente en 2019 se quiere evitar la formación de burbuja vinculadas a periodos expansivos.

Por su parte, López-Gálvez indica que si el BCE, el principal comprador de bonos, desaparece de la escena se producirán desajustes. Sin embargo, "también es cierto que la retirada será gradual"

En cuanto a la FED, el relevo de Janet Yellen por Jerome Powell no presenta problema alguno. Robles explica que Powell pretende continuar la línea marcada por su antecesora y "durante estos meses no hemos visto ningún desequilibrio en la economía norteamericana que pueda amenazar el endurecimiento económico". López-Gálvez destaca que dónde podría haber es un cambio de mentalidad en el apartado de regulación bancaria, ya que es más permisivo y dará mayor libertad a los bancos.

publicidad
publicidad