Mercados

Coronavirus: la demanda de petróleo china se hunde un 20%

Las calles vacías en el distrito financiero de Pekín, capital de China, muestran el impacto sobre la actividad del coronavirus. La demanda china de petróleo ha caído en aproximadamente tres millones de barriles por día, o el 20% del consumo total, a medida que el impacto del coronavirus de Wuham va haciendo mella sobre el gigante asiático, según explican a Bloomberg en fuentes de la industria energética del país. 

coronavirus calles vacias en pekin
coronavirus calles vacias en pekin

La demanda china de petróleo ha caído en aproximadamente tres millones de barriles por día, o el 20% del consumo total, a medida que el impacto del coronavirus de Wuham va haciendo mella sobre el gigante asiático, según explican a Bloomberg en fuentes de la industria energética del país. 

La caída es probablemente el mayor shock de demanda que ha sufrido el mercado petrolero desde la crisis financiera mundial de las hipotecas basura que estalló en 2008, y el más repentino hundimiento desde los ataques del 11 de septiembre. Podría forzar a la OPEP y sus aliados, que están considerando una reunión de emergencia, a reducir la producción y frenar el descenso de los precios, que se dirigen al cierre más bajo en cuatro meses.

"Es realmente un cisne negro para el mercado petrolero", dice John Kilduff, socio de Again Capital en Nueva York. "Hubo alguna esperanza para la perspectiva de la demanda este año antes del brote, pero se ha bloqueado. La OPEP tiene que reaccionar. Si no hay más recortes de producción, solo habrá más bajadas de precios", asegura a Bloomberg este experto. Los futuros del crudo Brent se dejan hoy alrededor del 1%, hasta los 56,07 dólares por barril y el petróleo West Texas Intermediate baja el 0,2%, hasta los 51,46 dólares.

China es el mayor importador de petróleo del mundo, después de superar a EEUU en 2016, por lo que cualquier cambio en el consumo tiene un impacto descomunal en el mercado mundial de la energía. El país consume alrededor de 14 millones de barriles por día, lo que equivale a las necesidades combinadas de Francia, Alemania, Italia, España, el Reino Unido, Japón y Corea del Sur.

El colapso en el consumo de petróleo chino está comenzando a repercutir en todo el mercado energético mundial, y las ventas se están desacelerando. Las ventas de cargamentos de petróleo de América Latina a China se frenaron la semana pasada, mientras que las ventas de crudo de África Occidental, una fuente tradicional para las refinerías chinas, también son menores de lo habitual. 

Las refinerías chinas están almacenando productos derivados del petróleo que no han podido vender, como gasolina y combustible para aviones, según los ejecutivos del sector consultados por Bloomberg. Pero todos los días las existencias están creciendo, y algunas refinerías pronto pueden alcanzar sus límites de almacenamiento. Si esto sucediera, tendrían que reducir la cantidad de crudo que procesan. Las misma fuentes consideran que estas reducciones llegarán pronto al 15% o 20%. 

La OPEP analizará el impacto

Ante esta situación, socios de la OPEP y su principal aliado, Rusia, mantendrán mañana y el miércoles una reunión en Viena para evaluar el efecto del coronavirus sobre el mercado petrolero, en un momento en el que el crudo ha perdido alrededor de un 15% de su valor desde comienzos de año.

El Comité Ministerial Conjunto de Supervisión, formado por tres países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y dos de sus aliados, mantendrán un encuentro cerrado a la prensa, según informó a Efe una fuente cercana a la organización petrolera.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.