China, el mercado en el que hay que estar

En China hay valor y las acciones cotizan con descuento. El país se enfrenta al coronavirus de una forma más transparente. 

china bloomberg

China es el mercado por el que hay que apostar en 2020. O al menos es lo que piensan los gestores de Carmignac, quienes han incrementado la exposición de la gestora a las compañías del gigante asiático en uno de sus buques insignia, el fondo Carmignac Patrimoine (del 3,2% al 7,4%), además de en otros vehículos, como el Carmignac Portfolio Emerging Patrimoine (del 10,9% al 18,3%). 

Desde la gestora francesa buscan oportunidades de crecimiento secular que generen mayores rendimientos en un entorno marcado por los bajos tipos de interés, y de ahí su mayor asignación de acciones chinas. La idea es identificar modelos de negocio capaces de generar un crecimiento sólido y ganancias sustanciales en un a marco temporal de entre cinco y diez años, según explicaron desde la compañía en un encuentro con la prensa internacional. 

"Creemos que en China hay valor y las acciones cotizan con descuento, además de que la dinámica comercial ahora se ha vuelto más favorable", dice David Older, director de renta variable de Carmignac. Por ejemplo, el PER del Shangai Shenzen CSI 300 es de 11,5 veces, frente a las 11,7 veces de su media histórica de los últimos diez años o las 17,9 veces del S&P500, lo que da una idea del descuento que ofrece ahora mismo el mercado chino. 

Coronavirus de Wuhan

Respecto al coronavirus de Wuhan que ha provocado el miedo de los inversores, Haiyan Li, analista responsable del mercado chino de Carmignac, no quita hierro a la situación pero opina que esta crisis no es comparable con la que sucedió con el virus del SARS hace 17 años. "China tiene ahora gran experiencia en manejar este tipo de situaciones", apunta la experta. 

Así, el gobierno ha tomado acciones automáticas, como la cuarentena en la zona de Wuhan. "A la gente se le está diciendo que se queda en casa, y esto solo pasa en China, si a los ciudadanos se les dice una cosa, la cumplen. China está mejor equipada y tiene una mejor actitud, más transparente", explica Haiyan Li. Su sensación es que está crisis es menos peligrosa, aunque Li insiste en matizar que esto sucede a día de hoy, pues quizás mañana el gobierno podría decir que las cosas están fuera de control. Eso sí, puntualiza Li, "la transparencia ahora es mucho mejor que en el pasado".

Buenas perspectivas

En cuanto a las perspectivas, los últimos indicadores económicos apuntan a una ligera estabilización del crecimiento, que es suficiente para motivar a las empresas a refuercen sus inversiones en inventarios. A ello hay que sumar el acuerdo comercial de fase uno con Estados Unidos, que tendrá un impacto positivo en esta estabilización y debería conducir a una moneda china fuerte. Por el contrario, los riesgos podrían venir de un endurecimiento de la política monetaria, ya que el país necesitará más estímulos par que le crecimiento económico no se desacelere. 

Los sectores en el que los gestores de Carmignac identifican mayor potencial son salud, Internet y Fintech. En el primer caso, el principal atractivo es la tasa de crecimiento que esperan para la población china mayor de 65 años, que cifran en el 4,7% anual hasta 2022. Además, el gasto en salud de China como porcentaje del PIB es ya del 6%, una cifra ya próxima al de otros países, como el 10% de Reino Unido. Junto al envejecimiento de la población, la penetración de Internet en el gigante asiático, cada vez mayor, es otra de las razones por las que en Carmignac apuestan por el mercado chino, alcanzando ya el 59% de un mercado de 1.400 millones de personas. 

Entre las compañías seleccionadas por la gestora francesa destacan, en comercio electrónico la firma JD.com, mientras que en publicidad online se quedan con 58.com. Además, en el mundo fintech y de la economía digital se quedan con Tencent.

Respecto a las perspectivas globales, la economía mundial debería recuperarse en el semestre, según explicó Frederic Leroux, jefe de activos cruzados de la gestora, quien también apostó por una caída del dólar, hecho que redundará, de producirse, en beneficio de los países emergentes. En su opinión, los fundamentales que respaldan a la moneda estadounidense se están deteriorando lentamente. 

A juicio de Leroux, la recuperación de la economía global debería beneficiar en mayor medida a Europa y Asia, más que a Estados Unidos, una circunstancia a la que debería favorecer las políticas acomodaticias de los bancos centrales, junto con la disminución de las tensiones comerciales. En un contexto de inflación contenida y crecimiento moderados, ello debería favorecer a la renta variable, aunque los inversores tendrán que ser ágiles para aprovechar las oportunidades.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.