Acciona supera los máximos del año pasado y apunta a los 120 euros

La compañía acababa el año pasado e iniciaba este en la banda baja del rango lateral que mantenía como soporte la zona de los 90 euros. Este nivel se llegaba a perder en los mínimos intradiarios semanales en la segunda semana del año para después presenta

Acciona.

Acciona acababa el año pasado e iniciaba este en la banda baja del rango lateral que mantenía como soporte la zona d ellos 90 euros. Este nivel se llegaba a perder en los mínimos intradiarios semanales en la segunda semana del año para después presentar un tramo vertical de avances que en las últimas semanas le ha permitido superar el cierre semanal los máximos del pasado ejercicio y techo del canal que se situaba en torno a los 100 euros. 

La salida al alza del lateral viene apoyada con volumen y nos deja como proyección teórica la zona de los 110 euros. La pérdida de la directriz de avance que mantenía desde los mínimos de 2018 e realizo de forma lateral, aunque con rango amplio y como la ha recuperado de forma consistente y con intención trazamos una nueva para ajustar la pendiente de avance. La proyección del nuevo techo del canal como contribución de la proyección se va hasta los 120 euros como siguiente posible objetivo a medio plazo si confirma y mantiene la entrada en el nuevo escenario impulsivo por encima de los 105 euros que están pendientes.

Esta resistencia de los 100 euros también ha sido superada en varios intentos, pero sólo en máximos intradiarios no en cierres semanales como ahora y por tanto se habría ya validado su ruptura. 

El escenario positivo se mantiene en perspectiva, pero para ello es clave la superación de este nivel de los 105 euros con intención y de forma consistente. Y tras los 110 euros, la extensión posterior podría llevarle incluso hasta la zona de los 115-120 euros. 

La salida al alza de este lateral mayor que habría configurado en los últimos años desde 2015 hasta 2018 inclusive, arroja este objetivo teórico hasta la zona de los 120 euros que se complementa con esta proyección del canal doblado vigente desde los mínimos de 2018. 

Consolidar esta ruptura del nivel psicológico de los 100 euros es clave, ya que la zona es históricamente importante, ya que se situaba por debajo de este nivel y confirmaba el patrón de hombro-cabeza-hombro con el que puso fin a los avances desde los mínimos de 2001 y que llevaron hasta los 160 euros. Estos 100 euros son psicológicos además por ser cifra redonda y suponer su pérdida la aceleración de la corrección en el valor durante la crisis de 2008 que hemos mencionado. 

El comportamiento del volumen es bastante ortodoxo tras la ruptura del lateral ya que permanece constate en los apoyos con reducciones semanales muy puntuales que se corrigen con el siguiente avance y ahora disminuyendo durante este patrón de continuación, que lo estaría confirmando ya que la ruptura está propiciando un nuevo incremento de volumen.

Aún quedará bastante avance para alcanzar los máximos históricos de 2007. Un posible escenario que se va reforzando con la sucesión ortodoxa de mínimos y máximos relativos creciente con apoyo de ellos primeros sobre los segundos encadenando los niveles de soporte y que ahora ha visto esta fuerte aceleración vertical. 

Ahora el primer soporte débil se queda en los 100,00 euros superados, después un primer débil en los 95 euros de nuevo dentro del lateral y el importante lo presenta en los 90 euros que, ha ganado en consistencia y que pueden testarse sin que suponga el cambio de escenario, ya que no se pierde la directriz de avance del canal original ni del ahora ajustado.

Estas opciones se pierden si acaba cediendo esta zona y va a buscar los 80 euros y se coloca de nuevo dentro del lateral mayor, pero mantiene el sesgo positivo dentro del mismo mientras siga con los cierres semanales por encima de los 70 euros. Por debajo de esta referencia el sesgo dentro del lateral se coloca negativo y habría cedido la directriz principal de avance al situarse por debajo de los 74 euros de forma consistente. A partir de ahí puede buscar de nuevo el nivel de soporte en torno a los 65-63 euros. Si perdiera este nivel el panorama técnico comienza a complicarse de nuevo porque estaría la amenaza a los mínimos anuales de 2018 en torno a los 55 euros marcan la entrada en un escenario correctivo.

Perder estos niveles de forma consistente y con intención lo activaría con el objetivo en la zona de los 45-43 euros. Pero este escenario está descartado y sólo podría volver a activarse si cedieran los 72,50 euros, que por ahora es muy poco probable, aunque pueda venir una consolidación y no lo tendríamos en cuenta en tanto permanezca por encima de los 90 euros, y del que ahora se sigue alejando para quedar en esta nueva fase de impulso de avance.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.