Trump corrige a China: el acuerdo comercial está cerca

El presidente de EE.UU. asegura que el país asiático ya ha empezado las compras a gran escala de productos agrícolas, pero Xi Jinping no se ha atrevido a declarar explícitamente sobre una posible resolución del conflicto.

guerra-comercial_15_970x597

Los preparativos para la firma del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China están en marcha. Donald Trump ha asegurado este sábado que Washington y Pekín firmarán en poco tiempo la primera fase de este pacto."Acabamos de lograr un avance importante en el acuerdo comercial y lo firmaremos en breve", ha explicado en un evento en Florida.

El mandatario mantuvo este viernes una conversación con su homólogo chino Xi Jinping de la que aseguró haber salido con buenas sensaciones. Pero, como ya es costumbre, China no quiso hacer sonar tan pronto las campanas de victoria. Para el presidente asiático, este paso "beneficia a China, a Estados Unidos, así como a la paz y la prosperidad del mundo", pero en ningún momento se ha atrevido a declarar explícitamente sobre una posible resolución del conflicto que enfrenta a ambas potencias desde marzo de 2018, como sí ha hecho Trump en varias ocasiones. 

Sin embargo, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, insistió la semana pasada en que el pacto se firmaría a principios de enero. Así, aseguró que el acuerdo ya había sido traducido y que estaba siendo sometido a un examen técnico.

Primera fase: retirada de gravámenes y aumento de compras chinas

Casi 18 meses de guerra comercial -con su consiguiente escalada de aranceles- que podría llegar a su fin con la firma de un primer pacto pacto con Pekín que incluye la retirada parcial de los gravámenes y el aumento de las compras chinas de productos estadounidenses. Entre los temas que aborda este primer paso destacan, entre otros, la transferencia de tecnología, la propiedad intelectual, la expansión del comercio y el establecimiento de mecanismos para la resolución de disputas, confirmó el viceministro chino de Comercio, Wang Shouwen.

El acuerdo implica, no obstante, que se mantienen aranceles estadounidenses del 25% a importaciones chinas valoradas en 250.000 millones de dólares, junto con unos gravámenes reducidos del 7,5% a importaciones adicionales valoradas en aproximadamente 120.000 millones de dólares. Según la agencia oficial china, Xinhua, Washington se ha comprometido a retirar por etapas los gravámenes que ambas partes se han ido imponiendo durante la disputa.

Las negociaciones entre ambas partes han sufrido varios sobresaltos, con informaciones contradictorias y críticas veladas, desde que en octubre se anunció un principio de acuerdo.

Las tensiones comerciales entre las dos mayorías economías mundiales, que comenzaron el año pasado, han tenido profundas consecuencias. En sus últimas previsiones de crecimiento mundial, publicadas en octubre, el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajaba sus proyecciones de expansión al 3% este año, dos décimas menos que en julio, lastradas por las dudas que ha generado esta disputa.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.