Sniace actualiza su información contable e industrial antes de volver a Bolsa

La empresa Sniace ha actualizado hoy su situación laboral, contable, industrial y medio ambiental a fin de cumplir los últimos requisitos para volver al sistema de interconexión bursátil de las acciones, que abandonó en septiembre de 2013 cuando entró en crisis y en proceso concursal.

En una comunicación de 126 páginas emitida hoy a requerimiento de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sniace ha detallado que de las nueve empresas que constituían el Grupo, en la actualidad cinco de ellas no tienen actividad, una está en fase de liquidación y solo dos están actividad, una en el sector servicios y otra produciendo lignosulfanatos.

También se detalla la situación del proceso consursal que fue superado hace casi un año, y también los informes definitivos de la administración concursal que reflejaba un superávit patrimonial en Sniace de 16,1 millones de euros, en Celltech de 6,9 y un déficit patrimonial de 20,5 millones de euros en Viscocel.

Además, se incluye información detallada sobre el contenido de los convenios de quita y espera aceptados por los acreedores, y una estimación sobre el desarrollo del plan de viabilidad de la sociedad y su grupo para los dos años siguientes al levantamiento de la suspensión de cotización.

En este apartado, Sniace detalla su intención de obtener los fondos necesarios para realizar las inversiones previstas en el plan de viabilidad mediante una ampliación de capital por importe de 15,6 millones de euros, que se tramitará en mes después de que la sociedad vuelva a cotizar en Bolsa.

Así mismo, se informa sobre el plan laboral suscrito hace casi dos años con la plantilla, que está pendiente de una resolución de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo (TS), sobre la reversión del despido de los 533 trabajadores de la factoría de Torrelavega que se produjo en septiembre de 2013.

La decisión del TS sobre el acuerdo laboral, si es favorable a las peticiones de empresa y comité, permitiría convertir el expediente de extinción de empleo en un expediente de regulación, con la consiguiente reincorporación de los trabajadores a la fábrica.

La comunicación emitida a la CNMV concluye con una capítulo de riesgos, donde Sniace detalla lo relativo a posibles peligros para su futuro relacionados con las materias primas, el tipo de cambio internacional, las ventas en diversos mercados, averías en las instalaciones o de conflictos laborales.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.