Macroeconomía

¿Por qué los inversores no se fían del acuerdo comercial entre EEUU y China?

lu_he_trump

En ocasiones, un acontecimiento altamente esperado termina decepcionado. Precisamente esto es lo que ha ocurrido con la tregua comercial firmada por Estados Unidos y China con un tratado preliminar. Se esperaba mucho de la firma que supondría poner fin a un año y medio de guerra comercial y ha terminado no cumpliendo las expectativas. 

De acuerdo con el papel, el gigante asiático se compromete a comprar bienes estadounidenses por valor de unos 200.000 millones de dólares en dos años, entre ellos 50.000 millones en productos agrícolas, 50.000 millones en energía y 75.000 millones en manufacturas.A su vez, Estados Unidos rebaja a la mitad, hasta el 7,5 %, los aranceles impuestos a importaciones chinas por valor de 120.000 millones de dólares y cancela gravámenes adicionales. Quedarán, no obstante, todavía aranceles de entre el 15 % y el 25 % a productos chinos valorados en 360.000 millones de dólares.

Inmediatamente la reacción de los mercados reflejaron su decepción. Wall Street cerró el mismo miércoles con avances moderados del 0,32% ya que calificó de frágil el acuerdo, mientras que Tokio cerró plano tras el acuerdo y en Europa, el Ibex 35 comenzó la sesión con leves alzas, para volverse a girar en rojo, aunque finalmente terminó con ganancias de más de medio punto en los 9.500 puntos.

Los expertos de Monex Europe señala que queda analizar si el acuerdo de ayer representaba la primera fase de un acuerdo comercial mayor o si se trataba únicamente de una tregua en la batalla comercial iniciada por la administración de Trump, pero el documento que se firmó en la Casa Blanca ha tenido un impacto mínimo en los mercados a pesar de que el acuerdo incluye un apartado de dos páginas por el que ambas partes se comprometen a informar sobre sus reservas de divisas, e incluye algunos mecanismos para garantizar su cumplimiento. El resto del texto incluía el compromiso de China de comprar bienes estadounidenses por valor de 200.000 millones de dólares, y la promesa de cambiar sus controvertidas prácticas en la propiedad intelectual. 

Se desconocen los posibles efectos de esta tregua, pero los mercados dudan de ella porque 2020 es un año de reelección presidencial y temen que Trump retome las hostilidades en caso de ser reelegido. 

De la misma opinión es Esty Dwek (NatixisIM Solutions) que califica el acuerdo de ilusorio aunque mantiene cierta esperanza puesto que para "ambas partes tienen importantes motivos para evitar una escalada de las tensiones, especialmente Trump en el que podría ser el año de su reelección como presidente". Por parte del gigante asiático, la tregua comercial, junto con la reciente flexibilización monetaria del PBoC, "ayudaría a respaldar un crecimiento superior al 6%".

Para finalizar, desde Merian Global Investors señalan que "Si bien la firma del acuerdo debería ser una buena noticia para los activos de riesgo a nivel mundial, ya que contribuye a un sentimiento ya cada vez más positivo, en un momento en que pronosticamos que las ganancias volverán al crecimiento, no es el acuerdo el principal impulsor de esta recuperación"

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses