Namibia retira plan que obliga a los blancos a vender el 25 % de sus empresas

El Gobierno de Namibia retiró una polémica cláusula de sus planes económicos que buscaba obligar a vender un 25 % de la participación de los negocios de la población blanca (6 % del total) a los colectivos previamente "desfavorecidos" de la sociedad, informaron hoy medios locales.

La cláusula estaba incluida en el borrador de la ley denominada "Nuevo Marco de Empoderamiento Económico Equitativo" (NEEEF, por sus siglas en inglés), impulsado por el Ejecutivo del presidente Hage Geingob con el objetivo de reducir la desigualdad y la pobreza.

La retirada de la cláusula fue anunciada el miércoles durante el discurso sobre el Estado de la Nación, pronunciado por el presidente ante la Asamblea Nacional (cámara baja) de Namibia.

Según informó el diario local New Era, el plan había causado una fuerte polémica entre los empresarios blancos por sentirse injustas víctimas de las intenciones del Gobierno.

También había generado dudas en la comunidad negra y no faltaban las voces en apuntar que la cláusula no se traduciría en una sociedad más igualitaria por beneficiar solo a aquellos que pueden permitirse adquirir las participaciones societarias.

Los más pobres, por lo tanto, seguirían sin ver mejoras.

En su discurso, el propio Geingob reconoció que los verdaderamente desaventajados no tienen recursos para beneficiarse de la cláusula y que la definición de quién entraba o no en esta categoría era problemática.

El NEEEF, sin embargo, se mantendrá como iniciativa estrella del Gobierno pero con foco en otras líneas, como las cuotas de empleo.

La cláusula del 25 % apuntaba especialmente a sectores como la minería, estratégico en el país, donde el capital está muy concentrado.

La desigualdad es uno de los principales problemas de esta nación austral debido a que la riqueza se concentra en un porcentaje muy pequeño de la población mientras la gran mayoría -hasta el 70 %, según medios locales- es pobre o sufre para llegar a fin de mes.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.