Los abogados de Ghosn, en el punto de mira por su fuga

Ghosn 630

Agentes fiscales se presentaron hoy en las oficinas del bufete legal japonés que defiende a Carlos Ghosn para incautarse de uno de sus ordenadores, pero los abogados se negaron a entregarlo, informaron fuentes del equipo legal.

El intento de incautación fue hecho por empleados de la fiscalía de Tokio en las oficinas del bufete dirigido por Junichiro Hironaka, portando una orden judicial para recoger el ordenador que se cree ha venido usando Ghosn mientras estaba en libertad bajo fianza.

Fuentes del equipo legal que ha venido defendiendo al expresidente de Nissan Motor dijeron a Efe que los abogados que atendieron a los agentes fiscales explicaron que si entregaban ese equipo violarían el secreto profesional entre abogado y cliente.

Por ello, se negaron a entregar el equipo, y los empleados de la fiscalía se retiraron del lugar.

Ese equipo estuvo utilizándolo periódicamente Ghosn mientras gozaba de su libertad bajo fianza, ya que estaba impedido de acceder a internet en su domicilio y en el teléfono que pusieron a su disposición sus abogados, cumpliendo órdenes del juez.

Esas mismas órdenes establecían que sólo podía acceder a internet en las oficinas de sus abogados cuando la visitaba periódicamente. Los letrados, además, tenían que poner a disposición del tribunal el historial de comunicaciones de ese ordenador usado por Ghosn.

El expresidente de Nissan, acusado en Japón de irregularidades financieras, huyó del país la semana pasada y apareció en Beirut. Desde allí dijo que no estaba dispuesto a ser víctima de la "injusticia" nipona.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.