Lagarde: "Hay un crecimiento moderado que refleja la debilidad del comercio internacional"

Christine_Lagarde_insiste_en_que_la_economía_mundial_se_recupera_pese_a_los_emergentes__0

El Banco Central Europeo (BCE) ha iniciado hoy la revisión de su estrategia de política monetaria y constata que se mantiene un "crecimiento moderado" en la zona del euro Su presidenta, Christine Lagarde, explicó en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno que este débil crecimiento "refleja la debilidad del comercio internacional" en un entorno de incertidumbres globales que impactan negativamente en el sector manufacturero y la inversión.

Al mismo tiempo, el BCE observa que los sectores de servicios y de la construcción siguen siendo más resistentes, pese a que se produjo cierta moderación en la segunda mitad del año pasado.

Los datos disponibles señalan una estabilización del crecimiento de la región, que seguirá apoyado por unas condiciones financieras favorables debido a los estímulos monetarios que ha aplicado el BCE.

La presidenta del BCE consideró que el acuerdo comercial entre EEUU y China "ha reducido la incertidumbre" y en este sentido puede tener consecuencias en la evaluación de los riesgos a la baja para el crecimiento.

Los riesgos para el crecimiento de la Eurozona están relacionados con factores geopolíticos y el aumento del proteccionismo, "pero se han vuelto menos pronunciados en la medida que ha disminuido la incertidumbre sobre el comercio mundial", añade el BCE.

Lagarde valoró la reciente reunión en Davos de la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, con el presidente estadounidense, Donald Trump.

La presidenta del BCE destacó que, "pese a que los resultados son preliminares", las conclusiones son positivas porque van a continuar las negociaciones.

Von der Leyen visitará EEUU en febrero y Lagarde dijo que espera que los acontecimientos sean positivos y que habrá que observarlos con cuidado.

La presidenta de la CE y Trump se han comprometido a seguir buscando una solución a las disputas bilaterales que evite caer en una guerra comercial desastrosa.

Lagarde dijo que al revisar la estrategia del BCE se van a ver muchos asuntos, pero que no va anticipar cómo se va a deliberar porque esto es parte de la revisión que terminará a finales del año y de la que espera poder publicar las conclusiones y la nueva estrategia en diciembre.

La revisión de su estrategia "comprenderá la formulación cuantitativa de estabilidad de precios".

Como se esperaba, una nueva definición de estabilidad de precios, que el BCE cuantifica ahora en una tasa de inflación cercana, pero algo por debajo del 2 %, será el elemento principal de la revisión, que también abarcará "los instrumentos de política monetaria, el análisis económico y monetario y las prácticas de comunicación".

"La formulación cuantitativa de estabilidad de precios del BCE, junto con los enfoques e instrumentos para lograrla, serán elementos destacados de este ejercicio", según el comunicado.

Asimismo, "la revisión también incluirá otros aspectos, como la estabilidad financiera, el empleo y la sostenibilidad del medioambiente", dijo el BCE.

Lagarde fue preguntada en numerosas ocasiones en la rueda de prensa sobre el cambio climático y dijo que "representa una amenaza para la estabilidad del sistema financiero".

El BCE puede tener en cuenta el cambio climático en las compras de deuda corporativa, comentó.

La estrategia de política monetaria se adoptó en 1998 y algunos de sus elementos se clarificaron en 2003.

Desde 2003, la economía de la zona del euro y mundial han experimentado cambios estructurales profundos y por eso es necesaria esa revisión, según la fuente.

Estos cambios incluyen la tendencia a la baja del crecimiento, el descenso de la productividad y el envejecimiento de la población a lo que se añade "el legado de la crisis financiera", según el BCE.

Como resultado, los bancos centrales han bajado los tipos de interés, con medidas convencionales y no convencionales, como las compras de deuda, y ahora apenas tiene margen del BCE para relajar la política monetaria empleando instrumentos convencionales, añade la fuente.

"Hacer frente a bajos niveles de inflación es distinto al reto histórico de hacer frente a niveles de inflación elevados", añade el comunicado.

El BCE apostilla que "la amenaza para la sostenibilidad del medio ambiente, la rápida digitalización, la globalización y la evolución de las estructuras financieras han transformado también el entorno en el que opera la política monetaria, incluida la dinámica de la inflación".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.