La tensión entre EE.UU. e Irán lastra al Ibex un 0,47%, pero salva los 9.600 puntos

Ni oro, ni incienso, ni mirra. Los Reyes Magos han traído al Ibex-35 carbón, que se ha traducido en una caída del 0,47%, hasta los 9.600,9 puntos. El origen de este descenso es la tensión geopolítica en Oriente Medio provocada por Donald Trump al ordenar atacar al general iraní Qasem Soleimani, ataque que acabó con su vida. Este desenlace ha desencadenado amenazas entre ambos países, lo que ha impulsado a los inversores a cambiar la estrategia de sus carteras y huir de posiciones de riesgo para acudir a activos refugio como el oro, cuyo precio se ha disparado hoy hasta alcanzar los 1.575 dólares la onza. También el petróleo ha subido a su nivel más alto en siete meses y el barril de Brent ha rozado los 70 dólares.

El_Ibex_35_cae_un_1,32%_tras_el_27-S,_pero_las_Bolsas_europeas_caen_más_por_Volkswagen__0

Ni oro, ni incienso, ni mirra. Los Reyes Magos han traído al Ibex-35 carbón, que se ha traducido en una caída del 0,47%, hasta los 9.600,9 puntos. El origen de este descenso es la tensión geopolítica en Oriente Medio provocada por Donald Trump al ordenar atacar al general iraní Qasem Soleimani, ataque que acabó con su vida. Este desenlace ha desencadenado amenazas entre ambos países, lo que ha impulsado a los inversores a cambiar la estrategia de sus carteras y huir de posiciones de riesgo para acudir a activos refugio como el oro, cuyo precio se ha disparado hoy hasta alcanzar los 1.575 dólares la onza. También el petróleo ha subido a su nivel más alto en siete meses y el barril de Brent ha rozado los 70 dólares.

El conflicto en Oriente Medio ha contagiado a los principales índices europeos que han cerrado la sesión en rojo siguiendo la estela del Nikkei japonés, que hoy se ha dejado un 1,91%. Así, el Dax 30 de Fráncfort ha sido el que más ha caído un 0,70%, seguido por el FTSE 100 de Londres, que se ha desinflado un 0,62% y el FTSE Mib de Millán, que ha perdido un 0,51%, igual que el Cac 40 de París.

En el Ibex-35 solo siete valores han lucido el verde. A la cabeza de las ganancias se ha colocado Cellnex con una subida del 1,27% tras el respaldo recibido por los analistas de Exane BNP Paribas que han recomendado sobreponderar el valor y un precio objetivo de 49,5 euros por acción. Le han seguido Repsol con una remontada del 0,77% impulsada por la subida del crudo, Bankinter que ha escalado un 0,48%; Indra que ha avanzado un 0,40%; Mapfre, que lo ha hecho un 0,21%; Mediaset ( 0,18%) y Telefónica ( 0,13%).

La parta baja de la tabla la ha encabezado Ence, que ha caído un 2,37%, seguida por IAG que se ha dejado un 3,31%, penalizada por la subida del precio del petróleo; Cie Automotive, que ha cedido un 2,08%; ArcelorMittal (-1,82%) y Meliá (-1,18%).

Esta huida de los inversores de la renta variable ante el temor de que se agrave el conflicto geopolítico entre Estados Unidos e Irán con la imposición por parte del primero de nuevas sanciones comerciales al segundo y la amenaza de Irán de incumplir los límites de su programa nuclear acordados en 2015, ha incrementado el apetito inversor por los bonos y el oro. Así, el oro se ha disparado hasta alcanzar los 1.575 dólares la onza y situarse en máximos desde 2013. Mientras el precio del petróleo continúa su escalada. El barril de Brent se acerca a los 70 dólares por primera vez desde el pasado mes de mayo, y el de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se sitúa en los 63 dólares. 

También los inversores han optado por refugiarse en la renta fija, lo que ha provocado que la deuda suba de precio y su rentabilidad baje. Así, la prima de riesgo española se ha colocado en 67 puntos básicos, con la rentabilidad exigida al bono a diez años en el 0,39%, mientras que el bono alemán a 10 años ha ofrecido una rentabilidad negativa del 0,29%. El Tesoro Público español retomará el jueves las subastas de deuda con bonos a tres, cinco y 15 años. 

En el mercado de divisas el euro se ha reforzado frente al dólar y se ha intercambiado a 1,12 billetes verdes. Este repunte de la moneda única se ha producido tras la publicación del índice PMI compuesto de la eurozona que ha sido mejor de lo esperado al alcanzar los 50,9 puntos, por encima de los 50,6 puntos previstos por los analistas. El PMI de servicios se ha colocado en los 52,8 puntos, también por encima de lo previsto. 

Los riesgos derivados de la guerra comercial entre Estados Unidos y China y del desenlace del Brexit parecen que se han quedado atrás, pero con el nuevo año ha surgido otro más amenazador producido por la escalada de las tensiones entre Washington y Teherán, que ya empieza a repercutir sobre los mercados. Los inversores tienen miedo por lo que pueda ocurrir y prefieren alejarse del riesgo que genera la renta variable y refugiarse en la deuda y el oro. Todo apunta que el inicio de año para las bolsas no va a ser positivo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.