La salida de Cimic de Oriente Medio costará 400 millones a ACS

ACS_se_adjudica_la_construcción_y_gestión_de_un_puente_en_Canadá_por_1.850_millones__0

ACS tendrá un impacto negativo de unos 400 millones de euros en sus cuentas consolidadas por la salida de su filial australiana Cimic de su participada en Oriente Medio BICC.

Según ha comunicado este jueves la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), este impacto se compensará con mejoras en los resultados operativos y plusvalías, lo que permitirá al grupo alcanzar en 2019 un beneficio neto superior a 950 millones de euros, en línea con lo previsto.

El impacto, añaden, "no tendrá efecto alguno en 2019 en la cifra de ventas, ni en el ebitda ni en el ebit".

Asimismo, el grupo subraya que mantendrá la retribución al accionista del 65 % del beneficio neto y las buenas perspectivas para el año 2020.

Cimic ha anunciado esta madrugada que ha iniciado el proceso de venta de su participación del 45 % en BICC.

La operación va a tener un impacto en las cuentas de Cimic de 1.800 millones de dólares australianos (1.115 millones de euros), por lo que la empresa no va a pagar dividendo en 2019.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.