La CE avisa a Atenas de importancia consensuar propuestas legislativas clave

La Comisión Europea (CE) avisó hoy al Gobierno griego de la importancia de que consensúe con las instituciones acreedoras las iniciativas legislativas que afecten a cuestiones clave que están siendo negociadas por ambas partes, dentro de las condiciones del tercer rescate al país.

"Tomamos nota de la intención del Gobierno griego de iniciar una discusión en el Parlamento sobre ciertos textos en un futuro próximo", explicó el portavoz comunitario Alexander Winterstein en una rueda de prensa.

El portavoz aludía al anuncio hecho el martes por el ministro heleno de Finanzas, Euclides Tsakalotos, de que remitirá propuestas legislativas al Parlamento la próxima semana relativas a la reforma de las pensiones y la fiscal, dos de las cuestiones más delicadas de las inconclusas negociaciones que mantienen con sus acreedores.

"La autoría helena de las reformas es clave, igual que lo es un acuerdo entre las autoridades griegas y las instituciones", avisó Winterstein al respecto.

El portavoz recordó que, pese a que las negociaciones han sido pausadas para que las partes participen en la reunión primaveral del Fondo Monetario Internacional (FMI), las discusiones a nivel técnico sí prosiguen.

"Esperamos diálogo y progresos rápidos en todos los frentes", afirmó el portavoz, quien recordó que la Comisión cree que se ha logrado "progresos" durante las negociaciones y que desea concluirlas "tan rápido como sea posible".

La decisión de Atenas eleva la presión sobre sus socios para lograr un acuerdo en lo que queda de mes, momento en el que la legislación será votada, ya que hasta entonces se pueden introducir cambios al texto.

La CE ha mostrado su deseo en numerosas ocasiones de que las negociaciones sobre la primera revisión de las condiciones asociadas al tercer rescate griego concluyan para inicios de mayo, mientras que las reticencias mostradas por el Fondo Monetario Internacional en varios frentes complica este objetivo.

De la conclusión exitosa de la primera revisión del rescate, que cuenta con hasta 86.000 millones de euros, depende que el país reciba nuevos pagos, así como que comiencen las discusiones sobre la concesión de un posible alivio de deuda.

Además, el FMI no tomará una decisión sobre si participa en la financiación del tercer rescate -en el que no ha puesto dinero, pero participa como organismo experto- hasta que se aclare qué tipo de alivio de la deuda se concederá al país.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.