La CE afina su propuesta para modernizar el sistema de IVA y reducir fraude

La Comisión Europea (CE) afinó hoy el plan de acción que quiere presentar en marzo para reformar el sistema del IVA en la Unión Europea (UE), a fin de adaptarlo a los nuevos tiempos y medios tecnológicos como el comercio electrónico, y luchar mejor contra el fraude en este impuesto.

El colegio de comisarios mantuvo hoy un debate de orientación sobre la reforma del IVA que pretende proponer en pocas semanas.

El vicepresidente europeo para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis, explicó en rueda de prensa que el debate sobre el IVA es importante porque constituye una de las principales fuentes de ingresos de los Gobiernos.

En 2014 éstos ascendieron a casi 1 billón de euros, equivalentes al 7 % del PIB de la UE.

No obstante, dijo que la brecha del IVA, la diferencia entre el impuesto realmente recaudado y los ingresos esperados, asciende a casi 170.000 millones de euros al año, monto del que unos 50.000 millones se pierden por fraude en transacciones transfronterizas.

"Eso es inaceptable y tenemos que actuar urgentemente", recalcó el político letón.

La CE considera que el actual sistema permanece fragmentado y crea cargas administrativas importantes, especialmente para las pymes y empresas que ofrecen servicios y bienes por internet.

También las tasas para transacciones transfronterizas son todavía un 11 % más elevados que las domésticas, dijo Dombrovskis.

El sistema debe asimismo modernizarse para reflejar modelos empresariales innovadores y el progreso tecnológico en el entorno digital actual, recalca el Ejecutivo comunitario.

La CE pretende resolver estos retos al modernizar "la manera en que se recauda el IVA" y por ello se concentra en las transacciones transfronterizas, explicó el vicepresidente.

Indicó que todas las instituciones han reconocido que el IVA llegará al país miembro del destino como actualmente, por lo que Dombrovskis negó que la UE se encuentre moviendo hacia el principio del país de origen.

"El régimen definitivo del IVA será el del país de destino", recalcó el vicepresidente comunitario.

Para mejorar la manera en que se recauda ese impuesto y reducir el fraude, la CE debatió hoy dos opciones.

Una sería el mecanismo reverso de carga, señaló, y la otra, la preferida, la que se basa en el suministro intracomunitario, donde la administración tributaria del país del que proceden los bienes recauda los impuestos en nombre del país de destino y después comparte este ingreso", indicó.

Esta última opción requeriría no obstante "un elevado grado de confianza y cooperación entre las administraciones tributarias de la UE", afirmó Dombrovskis, quien además recordó que en temas de fiscalidad cualquier medida requiere unanimidad de los veintiocho países miembros.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.