La banca, menos exigente al conceder hipotecas por mayor competencia

La competencia de las entidades bancarias para formalizar hipotecas está relajando los niveles de riesgo para la concesión de estos créditos, lo que puede provocar "el inicio de una burbuja", según aseguran algunos expertos en un estudio presentado hoy.

Así lo considera el consejero delegado de Ibercredit, Santiago Cruz del Pozo, en un informe sobre el mercado hipotecario llevado a cabo por el comparador de productos bancarios iAhorro.com.

Durante 2017, se mantuvo la tendencia al alza en la concesión de préstamos hipotecarios y, aunque se ha atenuado el crecimiento, el pasado ejercicio fue "el año de la recuperación del sector" con la firma de 76 hipotecas más cada día, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Pese a esto, "la recuperación del mercado hipotecario todavía queda muy lejos de los picos alcanzados en años previos" ya que en 2017 el crecimiento del mercado hipotecario fue del 10 %, mientras que en 2016 fue del 15 % y en 2015, del 21 %, señala el director de Lending de ING, Jorge Rodríguez Maroto.

Estos porcentajes suponen un aumento "moderado" si se tiene en cuenta que se partía de un suelo histórico del mercado alcanzado en los años 2013 y 2014, añade.

En cuanto a los meses en los que más préstamos de este tipo se conceden, destacan enero y septiembre, debido al cierre de año y al efecto estacional de las vacaciones, explican los expertos.

Sin embargo, la tendencia de que enero sea el mes más fuerte empieza a desaparecer tras el fin de las deducciones por adquisición de vivienda, por lo que la distribución mensual es ahora más homogénea.

Por comunidades autónomas, durante la crisis, Andalucía fue la que más hipotecas concedió por cuantía económica, un dato que cambió en 2010, cuando Madrid se posicionó como la líder del sector.

Andalucía gozaba de oferta inmobiliaria para no residentes y vivienda vacacional, una demanda que disminuyó con la crisis. En Madrid, incluso en esta etapa, la oferta hipotecaria siempre ha sido más amplia por una cuestión de centralidad, explica el consejero delegado de Ibercredit.

Además, Madrid -igual que Barcelona- tiene como añadido que la demanda de compraventa de viviendas traspasa las fronteras de la comunidad autónoma y del país, a lo que se une el momento que se vive en la actualidad en Cataluña, que provoca un trasvase del inversor extranjero hacia Madrid, matiza.

El norte de España, por su parte, se mantiene a la baja desde 2013 debido a la reestructuración de las cajas de estas regiones, que se integraron en otras entidades para las que la formalización de hipotecas no era el principal objetivo.

Por otro lado, el informe concluye que no existe una relación directa entre la digitalización de los bancos y el volumen de solicitudes de hipotecas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.