Institutos económicos alemanes piden a Merkel más impulsos al crecimiento

Los principales institutos económicos alemanes pidieron hoy al gobierno una política más orientada a mejorar el potencial de crecimiento de la economía, tras revisar a la baja sus pronósticos para 2016 en su informe primaveral conjunto.

Los institutos ahora estiman que el PIB de Alemania crecerá en 2016 un 1,6 % en lugar del 1,8 % que habían previsto en otoño pasado.

Con ello, el cálculo de los institutos se sitúa por debajo de las previsiones del Gobierno que contemplan un crecimiento del 1,7 %. Para 2017 los economistas esperan un avance del 1,5 %.

"Tenemos unas condiciones excepcionalmente buenas, con el petróleo barato, con una buena situación del mercado laboral e intereses bajos y nosotros venimos con un pronóstico de crecimiento del 1,6 por ciento, no es del todo satisfactorio", dijo Ferdinand Fichtner, del Instituto Alemán de Estudios Económicos de Berlín (DIW) durante la presentación del informe.

Timo Wollmerhäuser, del instituto Ifo de Múnich, matizó la afirmación de Fichtner al decir que aunque el pronóstico corresponde al potencial de crecimiento alemán hay razón de insatisfacción de que ese potencial no sea más alto.

El informe lo han realizado, además del Ifo y el DIW, el Instituto Renano de Estudios Económicos (RWI), de Essen; y el Instituto Leibniz, de Halle.

Como estrategia para impulsar el potencial de crecimiento alemán los institutos recomiendan desmantelar trabas burocráticas para la creación de empresas, reducir la complejidad del sistema fiscal y, ante todo, aumentar las inversiones en educación de cara a aumentar el capital humano.

Los principales impulsos para el crecimiento de momento vienen del consumo interno que se ha visto reforzado por la buena situación del mercado laboral, por los aumentos salariales y las subidas de las pensiones y por la baja de los precios de la energía, recoge.

Esto último contribuirá también a que la presión de la inflación sea escasa. El índice de inflación deberá situarse en el 0,5 % este año y en el 1,5 % el próximo, partiendo de la base de que desaparecerá el efecto de la caída de los precios del petróleo.

Además, según los institutos, la política financiera tiene una tendencia expansiva forzada por los gastos derivados del manejo de la crisis de los refugiados.

Las inversiones en el sector de la construcción también ha hecho un aporte -impulsadas por los bajos intereses-, mientras que la industria se muestra reservada ante la posibilidad de realizar nuevas inversiones en equipo.

La contención de la industria ante nuevas inversiones se debe en buena parte al escepticismo que existe ante la situación de la economía mundial, lo que no da buenas perspectivas para el sector exportador.

Según los institutos, la economía mundial no seguirá debilitándose pero su recuperación será lenta, por lo que no se esperan impulsos del comercio exterior.

Por otra parte, el informe -titulado "Auge moderado"- pronostica que los presupuestos públicos tendrán un superávit en 2016 y 2017 -de 11.000 millones y 10.000 millones de euros, respectivamente- y recomienda que se utilicen medidas que aumenten el potencial de crecimiento.

Además, los institutos advierten de que la buena situación de las finanzas públicas se ve favorecida por factores temporales, como el bajo nivel de los intereses.

El crecimiento del empleo continuará y el número de personas con trabajo fijo crecerá este año en 500.000 personas y el año próximo en 390.000, según el pronóstico.

"Al igual que lo que ha ocurrido en los últimos años, la inmigración compensará el descenso de la población activa generado por factores demográficos", dice el informe.

Sin embargo, el flujo de refugiados también tendrá un ligero efecto negativo en el mercado laboral y el índice de desempleo, según el informe, subirá del 6,2 % este año al 6,4 % el próximo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.