Herrera critica la "indisimulada alegría" para bajar impuestos en País Vasco

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha denunciado hoy los privilegios de financiación que disfrutan los ciudadanos vascos respecto al resto de autonomías y se ha quejado de la "indisimulada alegría" con la que anuncian rebajas fiscales perjudiciales para Castilla y León.

En una entrevista con la Cadena Cope, Herrera ha insistido en su demanda de "transparencia" sobre el modo en que el Gobierno central y el Gobierno vasco han calculado el denominado Cupo, que "podrá gustar más o menos pero está en la Constitución", pero sobre el que falta información al resto de autonomías.

"Yo no los tengo", se ha quejado sobre la ausencia de datos sobre el cálculo que ha pedido al Ministerio de Hacienda, a quien ha recordado que, tras esta última modificación, las diferencias entre la financiación por habitante ajustado del País Vasco y el resto habrán "crecido", en lugar de disminuir "como sería lo lógico".

Preguntado por si esta situación genera privilegios, Herrera ha contestado que "los datos reiterados ponen de manifiesto que un ciudadano vasco tienen una financiación per cápita sustancialmente superior a cualquier otro del país". "A buen entendedor pocas palabras bastan", ha añadido para contestar si esa respuesta equivalía a un sí sobre la existencia de privilegios.

Además, Herrera ha criticado que "ni 24 horas después" de la aprobación del Cupo, los partidos que han impulsado este acuerdo, en referencia a su propio partido, el PP, y al PNV y PSOE, se reúnen "para anunciar rebajas en el impuesto de sociedades".

"No podemos decir ni pío, por ser una competencia estatal", ha reconocido Herrera, quien sin embargo se ha preguntado "si esto se va a permitir" y ha adelantado que una empresa que pretenda instalarse en Burgos "se lo pensará tres o cuatro veces" antes de hacerlo y finalmente "decidirá instalarse en Álava".

Preguntado por la motivación del Gobierno central para aceptar este acuerdo sobre el Cupo, Herrera ha recalcado que él es presidente de Castilla y León y por lo tanto no se pone "en la piel del señor Montoro", pero ha asumido que todos deben "apoyar la estabilidad" que daría contar con unos presupuestos para 2018.

"Tiene la responsabilidad y también el derecho de buscar apoyos", ha resumido Herrera, quien ha vinculado la búsqueda de votos en el PNV por la "falta del apoyo del principal partido de la oposición", en referencia al PSOE.

Pero en opinión de Herrera, esta circunstancia no descarga los "cinco años de retraso" para afrontar la reforma de la financiación autonómica y alimenta la "indisimulada alegría que permite a los responsables anunciar rebajas fiscales a las que nunca podríamos acceder y que causarían un enorme perjuicio".EFE

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.