Gobierno indio busca oxígeno en gasolineras en plena crisis de los billetes

Unas 700 gasolineras estatales comenzaron hoy a dispensar efectivo a través del pago con tarjeta en la India, en una nueva medida del Gobierno para atenuar las consecuencias de la retirada, la semana pasada, de los billetes de mayor denominación.

La compañía petrolera estatal Hindustan Petroleum informó a última hora del jueves de que "se ha decidido comenzar con este servicio en 2.500 gasolineras repartidas por todo el país, incluidas las zonas rurales".

Las gasolineras pueden dispensar un máximo diario de 2.000 rupias (29 dólares) y seguirán aceptando hasta el 24 de noviembre los billetes de 500 rupias (7 dólares) y 1.000 (15 dólares), retirados el pasado día 8 de noviembre, para rellenar los depósitos de los vehículos.

Hindustan Petroleum colabora con otras dos compañías petroleras públicas, Bharat Petroleum e Indian Oil Corporation, y la medida afecta a aquellas que están vinculadas con el State Bank of India (SBI), un banco de titularidad pública.

El Ministerio de Petróleo de la India indicó hoy en un comunicado que "686 estaciones de servicio estaban dispensando efectivo a las 16.00, hora local (10.30 GMT)".

Las gasolineras públicas y el SBI "han dado un paso adelante para ayudar en algunos de los desafíos que encara el público con relación a la disponibilidad de moneda", indicó el ministerio.

Sin embargo hoy en la capital india la gran mayoría de las gasolineras públicas de estas cadenas no contaban todavía con este servicio y, según pudo constatar Efe, muchos de sus gerentes aún no saben cuándo lo tendrán.

"El servicio se provee con máquinas del SBI y nosotros trabajamos con otro banco, así que no tendremos el servicio hasta que el Gobierno llegue a un acuerdo con ese banco", dijo a Efe un gerente de Bharat Petroleum, que pidió el anonimato.

Al no existir información concreta sobre cuáles son las 2.500 gasolineras con el servicio, muchos ciudadanos se desplazaban de una estación a otra tratando de dar con el datáfono de SBI que provee los ansiados billetes de 2.000 rupias.

En una gasolinera de India Oil de una zona residencial acomodada de la capital india, el gerente, Rajendra Singh, dispensaba billetes de 2.000 rupias a aquellos que se acercaban hasta allí con su tarjeta de crédito o débito.

El SBI le ha suministrado 100.000 rupias (1.500 dólares) para hacer las transacciones para el primer día y en poco más de una hora, con 43 clientes, casi había cumplido el cupo, aunque sin agobios y las colas que viven los bancos o cajeros automáticos.

"En dos o tres días quizá vea aquí una larga fila", reconoció Singh a Efe, consciente de que por ahora muy pocos sabían que su gasolinera disponía del nuevo servicio.

La intención del Gobierno es que la medida se extienda de manera "gradual" y lo antes posible a otras 20.000 estaciones de servicio que trabajan con otras bancos.

El primer ministro indio, Narendra Modi, anunció el pasado día 8, en un discurso a la nación, la eliminación de los billetes de 500 y 1.000 rupias apenas tres horas antes de que se hiciese efectiva la medida a la medianoche, para luchar contra la corrupción.

El Ejecutivo permite cambiar en las ventanillas de los bancos hasta un máximo de 2.000 rupias, después de que ayer ajustara a ese monto una cantidad que se encontraba en las 4.500 rupias (66 dólares) desde hacía tres días, y se pueden retirar hasta 2.500 rupias (37 dólares) de los cajeros automáticos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.