El sector aceitero critica la falta de reacción ante los aranceles

aceite-oliva--644x362

El sector del aceite de oliva y la aceituna de mesa han criticado la "falta de reacción" a la decisión de Estados Unidos de imponer aranceles a diferentes productos agroalimentarios españoles, y han reclamado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "contundencia" frente a estos "ataques".

En un comunicado divulgado este jueves, Aceites de España e Interaceituna -las dos organizaciones interprofesionales de ambos sectores y que aglutinan a olivareros, cooperativas, industrias, envasadores y exportadores- han exigido a Sánchez "que se ponga al frente de la defensa de los intereses de la nación sin más dilación".

Además, han vuelto a solicitarle una reunión con carácter "urgente", tal y como hiciera la interprofesional del aceite a mediados de diciembre.

Representantes de ambas entidades han participado hoy junto al resto de sectores afectados por estos aranceles en un encuentro para analizar su impacto con los ministros de Industria y Agricultura en funciones, Reyes Maroto y Luis Planas, respectivamente.

"La situación es de tal gravedad que no es posible confiar únicamente en el papel negociador de la Unión Europea. Tiene que ser España directamente la que intensifique la batalla por unos sectores que están sufriendo la expulsión del mercado americano por la imposición de aranceles adicionales que impiden competir en igualdad de condiciones", han apuntado en el comunicado.

Los sectores del aceite y la aceituna han pedido "un plan de acción y soluciones" ante la magnitud de una crisis, que en su opinión "pone en riesgo la supervivencia" de un área clave de la economía española y fundamental en la lucha contra la despoblación por su importancia en algunas zonas rurales.

"No hay ni una sola comunidad autónoma en la que no se vayan a notar los efectos adversos de unas medidas que suponen una agresión sin precedentes contra España", han insistido.

En la reunión de hoy para analizar los aranceles aprobados por la Administración Trump, el Gobierno ha defendido su actuación y ha transmitido a los sectores afectados que ya se han mantenido cuatro reuniones bilaterales con las autoridades del país norteamericano.

Pese a que existe la "amenaza" de que EEUU suba las tasas o amplíe la lista de productos gravados por ese impuesto adicional próximamente, desde el Ejecutivo se han mostrado optimistas tras detectar un "cambio de actitud" de la Administración estadounidense, aunque han advertido de su carácter "imprevisible".

Como portavoz de la plataforma de sectores afectados ha intervenido el director general de la patronal de la industria alimentaria (FIAB), Mauricio García de Quevedo, quien ha subrayado que se trata "de un problema de Estado y no sectorial" y ha exigido "medidas concretas y específicas para compensar" el perjuicio creado por los aranceles.

"Mientras haya aranceles, los niveles de ansiedad en los sectores van a ser muy altos", ha apuntado García de Quevedo, portavoz de una plataforma que concentra a los principales representantes del aceite de oliva, el vino, las aceitunas, quesos y otros lácteos, productos del porcino, zumos, licores, moluscos y las frutas preparadas o conservadas, además de cooperativas y organizaciones agrarias.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.