El FMI rebaja la previsión de crecimiento global por culpa de la guerra comercial

El Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó este martes de nuevo su previsión de crecimiento global al 3,3 % en 2019, dos décimas menos que en enero, debido a las tensiones comerciales entre EEUU y China, la caída de la confianza empresarial y las dudas políticas que pesan en muchas economías. En el caso de España, la rebaja es de una décima menos, hasta el 2,1%.

Christine Lagarde, presidenta del BCE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó este martes de nuevo su previsión de crecimiento global al 3,3 % en 2019, dos décimas menos que en enero, debido a las tensiones comerciales entre EEUU y China, la caída de la confianza empresarial y las dudas políticas que pesan en muchas economías.

"La expansión económica global se ralentizó en la segunda mitad de 2018. La actividad se suavizó ante el aumento de las tensiones comerciales y los aranceles entre EEUU y China, un declive de la confianza empresarial, el ajuste de las condiciones financieras y mayores dudas políticas en muchas economías", indica el informe de "Perspectivas Económicas Globales" del organismo publicado hoy.

En enero pasado el FMI ya había rebajado dos décimas sus previsiones globales ante la ralentización económica.

No obstante, de cara a 2020 la institución que dirige Christine Lagarde mantiene sin cambios su pronóstico de aumento de crecimiento mundial en el 3,6 %.

La rebaja de este año se explica principalmente por la ralentización prevista en EEUU, para el que el organismo pronostica un aumento del PIB este año del 2,3 %, dos décimas menos que lo previsto tres meses atrás; y en la zona euro, que mejorará el 1,3 %, tres décimas menos que lo calculado en enero.

En EEUU el informe apunta a una moderación de la inversión empresarial en la segunda mitad del año a medida que los efectos del estímulo fiscal del presidente Donald Trump se diluyen.

Por lo que se refiere a la zona euro, las previsiones están lastradas por la revisión a la baja de Alemania e Italia, en ambos casos de cinco décimas frente a enero y que ahora quedan en el 0,8 % y el 0,1 %, respectivamente.

En Asia, China prosigue con su proceso de paulatina moderación, y se prevé que crezca un 6,3 % este año y un 6,1 % el próximo, mientras que la India seguirá a la cabeza del crecimiento mundial con un incremento superior al 7 %, tanto este año como en 2020.

El informe publicado hoy precede a la asamblea de primavera del FMI y el Banco Mundial (BM), que reúne en la capital estadounidense a los líderes económicos mundiales de sus 189 países miembros y que se prolongará hasta el fin de semana.

España, una décima menos

En el caso de España, el FMI ha rebajado una décima su previsión de crecimiento para España este año, hasta el 2,1 %, aunque mantiene al país a la cabeza de la zona euro, cuya economía crecerá un 1,3 % (3 décimas menos que lo pronosticado en enero), por el agudo recorte en Alemania e Italia. En su informe "Perspectivas Económicas Globales", el FMI mantiene, sin embargo, su previsión de crecimiento del PIB español para 2020, en el 1,9 %.

Como causas de la ralentización en la zona del euro, el Fondo apunta a un debilitamiento de la confianza empresarial y de los consumidores, la incertidumbre fiscal y la baja inversión en Italia, las protestas callejeras en Francia y el retraso en la introducción de nuevos estándares energéticos en Alemania.

El FMI revisa en su informe especialmente a la baja sus previsiones para Alemania e Italia, cuyas economías espera ahora que crezcan un 0,8 % y un 0,1 % este año. En ambos casos, la rebaja respecto a lo calculado en enero es de cinco décimas.

En el caso de Francia, la revisión a la baja es de dos décimas, ya que ahora el Fondo estima para este ejercicio un crecimiento del 1,3 % por los efectos negativos de las protestas del movimiento de los "chalecos amarillos" sobre las ventas minoristas.

La economista jefa del Fondo, la india Gita Gopinath, agrega a este escenario poco optimista que la creciente preocupación sobre un "brexit" sin acuerdo pesa sobre la inversión dentro de la zona euro.

Además, ha remarcado que tras un "notable repunte" en 2017, las exportaciones de las economías de la zona euro "se moderaron de manera considerable", algo que achaca en parte a un débil comercio interno, que intensifica las pobres perspectivas.

En un contexto de baja inflación y flojo crecimiento salarial, el Fondo aplaude la decisión del Banco Central Europeo de continuar con su política monetaria expansiva.

El informe se ha dado a conocer al comienzo de la asamblea primaveral del FMI y el Banco Mundial (BM), que congrega en la capital estadounidense a los líderes económicos mundiales de sus 189 países miembros y que se prolongará hasta el fin de semana.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.